• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Efectivos  policiales  que maten a oficiales de mayor rango involucrados en el tráfico de drogas, serán recompensados, así lo señaló  el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte.

    Tres millones de pesos filipinos (unos 56 mil 577 dólares) será la suma entregada a cada agente  que  asesine  a cualquiera de los llamados ‘policías ninjas’, (efectivos corruptos)  acusados de revender las drogas incautadas en redadas policiales, así lo difunde  la Agencia Filipina de Noticias.

    Este anuncio ocurre luego de que el coronel Santiago Rapiz fuera asesinado durante un tiroteo en una operación antidrogas el lunes en la noche.

    En junio de 2016, el mandatario filipino impulsa una guerra contra los estupefacientes, el plan ha dejado en dos años cuatro mil 854 muertos, de acuerdo con datos de la Agencia local Antidrogas (PDEA).

    El 78 por ciento de los ciudadanos aseguraron estar satisfechos con la actuación de las fuerzas de seguridad contra los traficantes, esto según una encuesta de la consultora privada Social Weather Survey realizada en septiembre de 2018.

    El gobernante filipino ha sido centro de duras críticas producto de la brutalidad de esta ofensiva contra las sustancias prohibidas,  sin embargo, el primer mandatario aseguró este miércoles que la guerra de su administración contra las drogas continuaría y se intensificaría.

    En el mes  de julio la policía  de esta nación informó a través de comunicado que iniciarían  una campaña contra el tráfico de estupefacientes “quirúrgica y escalofriante”.

    El cuerpo de seguridad rechaza las acusaciones de los grupos defensores de los Derechos Humanos, que dicen que sus agentes están ejecutando a los sospechosos basándose en  débiles informes de Inteligencia y con el respaldo del mandatario filipino,  diversos medios han recopilado testimonios de filipinos en los que denuncian  ejecuciones extrajudiciales.

    Una ejecución extrajudicial o extralegal es, según el derecho internacional humanitario, un caso de violación a los derechos humanos que consiste en el homicidio de manera deliberada de una persona .

    Con información de Prensa Latina

    DS.

    Continúa leyendo

    PRD: Legalizar las drogas ayudaría a disminuir la violencia en México

    Colombia desarticula banda que utilizaba a niños para el tráfico de drogas

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...