• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Producto de reiteradas quejas de no poder cancelar su hipoteca, una anciana que asistía fielmente a misa  entregó  todo lo que tenía en su cuenta bancaria a un sacerdote, el clérigo después de recibir la cantidad de 9 mil dólares despareció y la iglesia lo respalda.

    El  sacerdote ortodoxo identificado como, Alexander Gruzlev, convenció a su feligresa Anna Shestakova, de 78 años, para que le “prestara” todos sus ahorros,  tras recibir el dinero se esfumó, así lo  ha informado la prensa local de Chelyabinsk (Rusia), donde ocurrió el suceso.

    Por su parte los representantes de la Iglesia ortodoxa en la región comentaron la situación diciendo que la pensionista había entregado sus ahorros por voluntad propia como una donación, agregando que el sacerdote sería incapaz de devolver la deuda con su salario mensual de unos 220 dólares.

    La mujer de la tercera edad conmovida por los problemas económicos que atravesaba el clérigo, escribió un testamento que le beneficiaría. Pero el pasado mes de mayo, el hombre logró convencer a la devota mujer para que sacara todo el dinero que tenía en su cuenta bancaria, que se elevaba a 600.000 rublos (9.000 dólares).

    Tras conocer el caso, la Fiscalía del distrito ha apoyado una solicitud de Shestakova para recuperar los fondos al considerar que fue inducida a error.

    La situación actual de la anciana en alarmante al encontrarse gravemente enferma, fuentes locales señalan que la mujer  pide limosna para poder vivir. La abuela afirmó a las autoridades que el sacerdote le recordaba a un clérigo de su niñez “especialmente cuando cantaba”.

    La iglesia ortodoxa  ha  calificado  el caso de “complicado”, consideraron que las acusaciones contra el clérigo carecían de pruebas.

    El presunto delincuente  pidió el dinero prometiendo devolverlo luego de cancelar el crédito y vender el apartamento, pero nunca lo hizo. Gruzlev cambió su número de teléfono y se trasladó a otra parroquia sin decírselo a Shestakova. La anciana contó que las empleadas del banco intentaron disuadirla de hacer la operación y miraban al clérigo, que la acompañaba en ese momento, “como a un ladrón”.

    Fuente: RT

    DS.

    Continúa leyendo

    Alarmante: Casos de pederastia en la Iglesia superan los 100.000 en el mundo

    Contra la pederastia clerical: Víctimas o testigos podrán realizar denuncias vía telefónica

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...