• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Te imaginas  pasar por  dolores de alumbramiento, sufrir  de hiperémesis gravídica,  náuseas persistentes y vómitos 30 veces al día,  hospitalizaciones en algunos casos  y administración de inyecciones diarias de hormonas, esto,  por ayudar a una familia desconocida que no puede concebir, ya sea porque uno de los integrantes es estéril o porque son del mismo sexo.

    En Canadá según publica la BBC hay un grupo de mujeres que se dedican a ser madres portadoras por altruismo,  esta nación  permite la gestación o maternidad subrogada para todos los modelos de familia, independientemente de su condición sexual y estado civil.

    Una madre subrogada, es cuando una mujer está embarazada,  pero  el bebé pertenece tanto genéticamente como de forma legal a otros padres.

    Las  técnicas como la fecundación in vitro, o la inseminación artificial, son dos de las técnicas  que se utilizan para que la  madre subrogada, portadora (como se suele llamar en algunas ocasiones) alcance el estado gestacional.

    La elección de una técnica u otra depende del caso particular, aunque parezca extraño o inusual existen mujeres que se embarazan por el simple hecho de ayudar a familias que no pueden, ya sea porque  uno de los integrantes es  estéril o porque son parejas del mismo sexo.

    Las agencias muestran resultados: aquí, la colección de fotos de bebés nacidos de voluntarias de la Comunidad de Subrogación Canadiense. Fuente: BBC

    La BBC entrevistó a una de las madres portadoras, una mujer de 32 años identificada como Marissa Muzzell, quien duró 12 horas  en proceso de parto y  anteriormente  pasó por cuatro intentos de embarazo fallidos, para dar a luz a Malena una niña de  más de 4 kg.  de una pareja gay de España.

    “Acabo de crear una familia (…) ¡Una familia de otros!”, se ríe mientras se recupera en el hospital junto a los flamantes padres, difunde el medio.

    Marissa Muzzell junto a los padres de Malena

    La mentalidad liberal y una legislación a la medida han hecho que la gestación subrogada haya experimentado allí un crecimiento insólito: 400% en la última década, según señalan algunas proyecciones en ausencia de estadísticas oficiales

    “Aquí la legislación prohíbe la discriminación por estado civil o preferencia sexual, con lo cual abre el camino a solteros y parejas del mismo sexo, que no tienen acceso a la subrogación en otros países” destaca la entrevistada.

    En Canadá es legal esta práctica siempre y cuando la mujer no obtenga un beneficio económico. 

    “Yo veo a muchas estadounidenses a las que les pagan miles de dólares, US$50 mil, US$100 mil… sólo para que se embaracen. En Canadá no hacemos eso”, señala Marissa

    Las féminas solo reciben un reembolso de gastos relacionados con el embarazo, como suplementos antenatales, ropa de maternidad, alimentos, transporte para ir a citas médicas. En algunos casos, también parte del salario que pierden si tienen que ausentarse del trabajo por recomendación médica.

    DS.

    Continúa leyendo

    Clínicas de fertilidad: Cada vez hay más mujeres que deciden ser madres solas

    Células madres podrían detener el VIH en el organismo

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...