• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Muchos casos de las consecuencias del maltrato psicológico, verbal o físico producido entre estudiantes de forma reiterada, se han dado a conocer en el mundo con el objetivo de crear consciencia en la población sobre lo grave del acoso escolar o bullying. En este sentido, uno recientemente ocurrido en Reino Unido se ha compartido masivamente en Internet, generando cientos de reacciones.

    Se trata de una niña de apenas seis años, identificada como Sophia, quien vive en la ciudad de Tiverton (Inglaterra), que tuvo que ser hospitalizada producto del daño emocional sufrido por parte de sus compañeros de clases. Su situación fue dada a conocer luego de que su madre, Carrie Golledge publicara a través de su cuenta en la red social Facebook una imagen en la que se ve a su hija en un hospital. Con esto, quiere denunciar el acoso escolar que sufre y obtener el apoyo que su centro educativo “no le pudo ofrecer”.

    “Esta es mi hija de 6 años internada por ‘bullying’ (…) Esta es mi niña, que tiene un corazón tan compasivo que, a pesar de estar tan enferma, no quiere que nadie tenga problemas”, escribió en la publicación del pasado 29 de octubre y que ha sido compartida por más de 285 mil usuarios, para ilustrar la imagen de la pequeña durmiendo en una camilla.

    La madre explica que la menor tenía “tanta ansiedad” que “dejó de comer” y por las noches “lloraba hasta quedarse dormida”, pero su malestar la obligaba a “levantarse enferma hasta 20 veces en una hora”. Golledge se dio cuenta de la situación cuando Sophia empezó a presentar dolores constantes de estómago, no ganaba peso y vomitaba a menudo. El primer día de clase tras las vacaciones de verano, Sophia regresó a casa llorando y temblando, publica una nota del diario ABC.

    La niña tenía una supuesta mejor amiga que le decía qué podía y no podía comer, además obligaba a los otros compañeros que la dejaran sola. Después de confesarle a su madre lo que pasaba, esta fue al colegio donde la respuesta que recibió de la profesora es que eran solo niños. A pesar de que le prometieron solucionar el tema a la vuelta de vacaciones, el primer día del nuevo curso Sophia regresó a casa llorando, vomitando y temblando.

    Finalmente, decidieron sacarla del colegio junto a su hermano. “En el momento en el que cambió de escuela, Sophia ganó peso y recuperó su salud”. Carrie decidió contar su caso para concienciar del problema del acoso escolar y recibió miles de respuestas, mensajes de ánimo para su hija y de decenas de personas que están pasando por situaciones similares.

    A.L.

    A estrella de televisión le hacen bullying por hacerse un tatuaje con mala traducción

    Instagram evitará el bullying con filtros automáticos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...