• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En la búsqueda por generar nuevas experiencias y lograr un mayor impacto sonoro, durante el transcurso de los años se han probado varias técnicas, siendo una de ellas los sistemas de grabación 3D, con lo que la música cambió para siempre la manera de llegar al oído humano. Sin embargo, recientemente una tecnología se ha puesto de moda transformándose en viral por el efecto que produce en los usuarios. Se trata del nuevo paso que se ha dado con el sonido holofónico, desarrollado en los años ochenta de casualidad, y que, ahora, encuentra su réplica y mejora en un llamado sonido 8D.

    Se trata de un formato de audio que pretende emular la realidad, pero que requiere de reproducirlo a través de auriculares. Con ese juego de nuevas técnicas de grabación, se logra que las ondas auditivas se manipulen para que parezca que proviene de varios puntos, algo que el cerebro se encarga de procesar generando así, una experiencia surrealista que algunos definen incluso como “orgasmos sonoros“, publica ABC.

    Con estos audios binaurales -como también se denominan- el receptor “siente” cómo el sonido va moviéndose de izquierda a derecha. Pero, en realidad, su base se encuentra en los llamados sonidos holofónicos, una técnica de de espacialización sonora creada por Hugo Zuccarelli en los años ochenta. Un logro de la técnica que “vende” una forma distinta de escuchar música.

    La holofonía partió de casualidad cuando este científico argentino decidió aplicar el concepto de holograma al sonido. Ese efecto, casi hipnótico, se ha venido extendiendo en los últimos años, permitiendo ofrecer una experiencia tridimensional y envolvente en directo.

    Esta moda se trata de una experiencia en que “vas a escuchar con tu cabeza y no con tus oídos”, gracias a software de edición, capaz de enviar el sonido de manera distinta. Para disfrutar de esta tecnología denominada ambisonic o bineuralidad es necesario el uso de audífonos, ya que requiere el envío de las señales de esta forma para lograr una experiencia envolvente para el usuario, reseña el portal web Emol.

    El docente de la carrera de Ingeniería y Tecnología en Sonido de Duoc UC, Andrés Pinto, explica que es este tipo de sonidos se inventó para la realidad virtual o aumentada, “a través de editores especiales uno puede manipular (los canales) y generar esta sensación que un sonido ‘venga’ de una dirección determinada”, para entregar una sensación mucho más “de sonido inmersivo”.

    A.L.

    “La música y el surf me salvaron del suicidio”: Alca, el joven que se superó a sí mismo

    (Video) Casi lo arrojan de un tren en marcha por escuchar música con altavoces

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...