• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Banco de Venezuela prevé activar 30 mil puntos del sistema biométrico de pago, conocido como Biopago, en los próximos dos meses, y más de 50 mil puntos de venta tradicionales durante el segundo semestre de 2018. La finalidad es agilizar las transacciones y reducir la dependencia del efectivo.

    Durante la entrega de 500 equipos de biopago a comercios de Caracas (capital), el presidente de esta institución bancaria, José Javier Morales, señaló que esta herramienta permite a los usuarios cancelar productos y servicios sin necesidad de usar tarjetas, puesto que el registro dactilar de cada persona es el que autoriza la transacción requerida.

    La entidad pública tiene previsto otorgar 2.000 de estos dispositivos en todo el territorio nacional en el transcurso de la semana. “Esto facilitará las transacciones económicas de nuestro pueblo y evitará irregularidades que se han presentado en el cobro“, resaltó Morales a los medios de comunicación.

    Modalidad de los equipos

    Actualmente, en 2.246 comercios afiliados de todo el país se encuentran instalados 3.508 biopago en sus tres modalidades: el Futronic que es acoplable con computadoras, el HICC que funciona de manera autónoma con el uso de Internet y el Tactivo que se instala en dispositivos móviles.

    Entre los proyectos del sector bancario se prevé la incorporación de este novedoso sistema de pago tanto en el sector público como en el privado, en trabajo conjunto con el Banco Central de Venezuela (BCV). Así lo adelantó Morales, acompañado por el presidente del BCV, Ramón Lobo.

    Qué es el Biopago

    Biopago es una herramienta novedosa en el sector bancario nacional e internacional que ofrece a los usuarios un sistema de seguridad confiable que no compromete su información, ya que sólo debe indicar su número de cédula, señalar qué producto (tarjeta) del Banco desea utilizar para cancelar, indicar el tipo de cuenta (en caso de ser tarjeta de débito) y colocar su dedo en un captahuella.

    El sistema admite compras con tarjetas de débito, crédito, alimentación o misiones socialistas, así como tarjetas de crédito de otras entidades. Así funciona en la primera fase, sin embargo próximamente será compatible con el resto de los medios de pago de otras instituciones bancarias.

    Aumentar pagos electrónicos

    En su intervención, el máximo representante del BCV recordó que el presidente de la República, Nicolás Maduro, pidió a las instituciones financieras incrementar e incentivar el uso de medios de pago electrónico, con la finalidad de minimizar el uso de dinero en efectivo.

    “Ha sido una punta de lanza del Gobierno Bolivariano buscar la forma de digitalizar al máximo lo que corresponde a la expresión y la cancelación de cualquier tipo de servicio, bien o producto. Desde hace años vemos cómo ha venido incrementando el uso del pago electrónico”, apuntó Lobo.

    El presidente del BCV indicó que más del 85% de las operaciones que se realizan en la economía nacional, desde el punto de vista del valor nominal, se realizan a través de medios de pago electrónicos.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...