• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Uno de los principales dolores de cabeza de los usuarios de teléfonos móviles es la duración de la batería. Es por ello que se califica como un gran logro que un grupo de científicos consiguiera transformar la señal WiFi (interconexión inalámbrica) en electricidad.

    Así es, parece mentira pero ya es una realidad. Expertos del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, por su sigla en inglés) presentaron el prototipo que logra esta hazaña.

    “Toda radiación electromagnética contiene energía”, explica el profesor de ingeniería eléctrica e informática del MIT, Tomás Palacios, uno de los investigadores.

    “No es muy diferente de la luz solar, solo cambia la frecuencia que, en el WiFi, es mucho más baja“, añade el también responsable del Grupo de Materiales y Dispositivos Semiconductores Avanzados del MIT y coautor de esta investigación.

    El estudio aún está en sus pruebas preliminares y sólo logró encender una pantalla y alimentar sensores, pero no carga un teléfono móvil en su fase inicial.

    El experimento aun no cuenta con la potencia para cargar un smartphone

    El dispositivo de los científicos produjo cerca de 40 microwatts de poder cuando se vio expuesto a los niveles de energía típicos de una conexión WiFi (alrededor de 150 microwatts). Ese poder es suficiente para prender una luz LED o potenciar chips de silicio.

    ¿Cómo funciona?

    El funcionamiento de este artefacto es simplemente una antena llamada rectena que captura una señal WiFi, la cual posee corriente alterna, y la convierte en continua.

    La rectena utiliza un material clave para obtener la electricidad llamado disulfuro de Molibdeno. Está formado por tres átomos, en lugar de los dos que usa el grafeno.

    “Nos permite crear un diodo lo suficientemente rápido como para rectificar hasta en la banda de los 10 GHz“, comenta el profesor del grupo de microondas y radar de la Universidad Politécnica de Madrid y coautor de la investigación, Jesús Grajal de la Fuente.

    El innovador dispositivo carga la energía de bombillos LED con la señal WiFi

    Por ahora, el experimento estipula la utilización de este dispositivo en equipos médicos y sensores para el Internet de las Cosas.

    “Es poco, pero bastará para alimentar sensores de todo tipo. Ahora, la electrónica está limitada a objetos macroscópicos, el móvil, ordenador, el coche. En el futuro será ubicua. Estará en la ropa que llevemos, dentro de nosotros, en los edificios… y aprovechará la energía del ambiente”, sostiene el profesor español del MIT.

    Este proyecto, que suena un poco futurista, se está desarrollando en estos momentos. Es muy probable que continúen las pruebas y más adelante escuchemos que se puede cargar el teléfono móvil con la señal de WiFi.

    El Wifi permitirá registrar bolsos y carteras sin abrirlos

    (Fotos) Tienda de Campaña del siglo XXI cuenta con WIFI

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...