• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La NASA planteó esta semana la idea de usar autos voladores como el siguiente paso en la evolución de la movilidad humana, y propuso este objetivo en la primera reunión del sector del transporte aéreo en urbes.

    El evento fue organizado por la misma NASA y la Administración Federal de Aviación de Estados  Unidos, e inició este 1 de noviembre en la ciudad de Seattle, para debatir el futuro de este sector.

    “Nuestra visión es revolucionar la movilidad en las áreas metropolitanas congestionadas permitiendo un sistema de transporte aéreo seguro, eficiente, conveniente, asequible, respetuoso con el medio ambiente y accesible“, aseguró el director adjunto del programa de aeronáutica de la NASA, Jaiwon Shin.

    Shin explicó que los vehículos voladores urbanos “ofrecen una capacidad única que tiene un gran potencial para el transporte de personas, los sistemas de entrega, la exploración de petróleo y gas, el socorro en casos de desastre y mucho más”.

    Las declaraciones fueron realizadas ante más de 400 personas que se reunieron en el marco del “Día de Retos de la Industria de la Movilidad Urbana Aérea (UAM, en inglés)”, incluyendo empresas de los sectores de construcción aeronáutica, seguridad, desarrollo de sensores y de operaciones de flotas, entre otros.

    De acuerdo a la NASA, la UAM “se está convirtiendo en una de las fronteras más interesantes de la historia de la aviación”.

    Con respecto al tema de lo posible y lo imposible, factible o no, el director ejecutivo de la oficina de sistemas de aviones no tripulados de la FAA, Earl Lawrence, advirtió que es “clave” trabajar en términos de seguridad para que la idea de que existan vehículos voladores en las ciudades pueda hacerse realidad próximamente.

    “A muchas personas les puede gustar la idea de UAM, pero ¿Queremos que estas cosas vuelen sobre nuestras escuelas, parques y hogares? No es casualidad que un componente clave de este desafío sea trabajar con las comunidades”, apuntó Lawrence.

    Dos telescopios de la NASA se apagaron en órbita

    ¡Adios! La NASA jubila a Kepler, el cazador de exoplanetas

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...