• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Este viernes se conoció que la inteligencia artificial sigue ganando terreno en China y esta vez será para apoderarse del servicio de transporte público, con el objeto de brindar mejor servicio y seguridad a los usuarios de los autobuses.

    La agencia oficial Xinhua publicó que la compañía Shanghai Jiushi Bus Company, que en las unidades de transporte serán colocadas una cámara de captura de cada movimiento y la expresión facial de los conductores.

    Esta herramienta permitirá detectar si los trabajadores del volante muestran algún síntoma de cansancio. Además, se podrá percibir las conductas irregulares o ilegales, como por ejemplo hacer llamadas telefónicas o fumar.

    En la cara se apreciará la fatiga del trabajador

    Al detectar un comportamiento anormal, el sistema reaccionará e informará a las oficinas de control, para que cuando el autobús llegue a su destino, el conductor será retirado de su puesto laboral momentáneamente para una mayor investigación, comentó la empresa.

    La Shanghai Jiushi Bus Company opera el 55 por ciento de las líneas de autobuses de Shanghái, con una distancia total de 10.296 kilómetros y una capacidad de transporte anual de 1.300 millones de viajes, cuya razón deberán colocar un gran número del robot reconocedor de rostro.

    Con lentes detectan a sospechosos en la vía

    Según EFE, en la nación asiática se usa con frecuencia el uso de la tecnología de reconocimiento facial, situación que ha ido incrementándose con el pasar del tiempo, para el control y supervisión de sus habitantes. Estas herramientas se emplean para controlar la asistencia de los alumnos a algunas universidades, para multar a los peatones infractores y hasta para distribuir el papel higiénico en algunos baños públicos.

    Con esta inteligencia artificial la ciencia ficción se hizo realidad en China, otra innovación abrió las puertas a lo que se creía que era el futuro. Los policías asiáticos usan unas gafas o lentes que permiten identificar aquellos pasajeros acusados de haber cometido un crimen, aunque parezca insólito millones de personas que pasan cada día por las estaciones de ferrocarril, son observados por estos funcionarios que están a la captura de los antisociales.

    Sigue leyendo…

    Tu cerebro se trasladará en un robot para ser testigo de su propio funeral

    Niños japoneses aprenderán inglés con inteligencia artificial

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...