• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La alimentación saludable es algo difícil de conseguir, pues no todos los cuerpos reaccionan de la misma manera ni hay mucha información certera sobre qué comer.

    Hay alimentos que son tildados de saludables, sin embargo, cuando son consumidos en exceso pueden provocar un efecto completamente contrario, por lo que es mejor estar atentos.

    Hay 6 alimentos que se consumen pensando que así se perderán kilos o se tendrá un organismo más equilibrado, pero hay que tener mucho cuidado con no abusar.

    1.- Agua

    Mantenerse hidratado es clave para que el organismo funcione bien. Sin embargo, cuando le damos mucha agua a nuestro cuerpo producimos sobrehidratación. 

    Esto significa que al tomar mucha agua surge el desequilibrio electrolítico, lo que puede generar niveles peligrosamente bajos de sodio en la sangre.

    Cuando esto ocurre, los fluidos se desplazan desde el exterior al interior de las células haciendo que se hinchen. Cuando esto le sucede a las células cerebrales puede llevar a efectos muy peligrosos que incluso pueden matar a la persona, según explica la médico dietista y nutricionista deportiva certificada Arlene Semeco para el sitio especializado Medical News Today.

    Una de las enfermedades más comunes por esto es la hiponotremia, un padecimiento que se asocia a la morbilidad, mortalidad y discapacidades significativas que se presenta cuando existe una concentración plasmática de sodio inferior a 135 mEq/L, según consigna BioBioChile.

    Si esto pasa, las consecuencias pueden ser graves, pues causa convulsiones, colapso respiratorio, coma, daño cerebral e incluso muerte.  En su condición crónica puede producir déficit atencional, inestabilidad, desequilibrio y osteoporosis. 

    ExplorerBob (CCO) Pixabay

    2.- Espinaca

    Es una buena fuente de proteína, fibra y minerales y vitaminas. Sin embargo, cuando es consumido en exceso puede ser perjudicial.

    La espinaca contiene luteína, un pigmento de propiedades antioxidantes que protege al cuerpo de los efectos de los radicales libres y el envejecimiento prematuro.

    No obstante, cuando se consume cruda es alta en oxalato, lo que se liga con el calcio promoviendo la formación de cálculos renales. 

    Su consumo excesivo también puede perjudicar la absorción del calcio, algo que también sucede con hojas parecidas como la remolacha o la acelga.

    kkolosov (CCO) Pixabay

    3.- Alimentos altos en fibra

    La fibra ayuda mucho en las dietas, pues se infla en el estómago produciendo sensación de saciedad. Además, ayuda a mantener la buena salud y a eliminar lo que el cuerpo no necesita.

    Sin embargo, cuando alguien que no acostumbra a consumirla lo hace en exceso puede causar menor digestibilidad, lo que provoca gases, flatulencia e hinchazón abdominal. También puede afectar en la absorción de minerales como el zinc, hierro, calcio y cobre.

     

    Foodie Factor | Pexels

    4.- Jugos de fruta

    Los jugos de fruta no contienen la fibra de la fruta, por lo que inmediatamente se convierten en fructosa, lo que es mucha azúcar para el cuerpo.

    “Cuando procesas la fruta a jugo, al beberlo, la absorción es tan rápida, que cuando llega al estomago, el organismo no sabe si es Coca-cola o jugo de naranja…reemplaza el jugo por la fruta, y si decides tomarte la fruta, debes diluirlo”, señala una investigación hecha por el Consejo de Investigación Médico de la Universidad de Cambridge.

    stevepb (CCO) Pixabay

    5.- Pomelos, tomates y naranjas

    Son muy beneficiosos para la salud, pero cuando se comen en exceso pueden traer problemas como la acidez.

    Su ingesta puede provocar reflujo y si se prolonga puede causar esófago de Barrett, una enfermedad que forma lesiones pre-cancerosas en el revestimiento del esófago.

    Lo ideal es no consumir más de 2 naranjas, pomelos o tomates al día.

     

    Sundine (CCO) Pixabay

    6.- Leches vegetales

    Hay muchas personas que no consumen lácteos animales porque les provocan malestar. Es por eso que surgen alternativas como la leche de almendras, de soja, de coco o de arroz. Sin embargo, las que venden en los supermercados son muy procesadas y altas en azúcares añadidas. De hecho, estas leches contienen una parte muy mínima vegetal, en comparación a los demás aditivos que la componen.

    Además, algunas contienen carregenina, un aditivo que se usa en los alimentos procesados, que deriva de las algas rojas y que se usa como gelificante para espesar los alimentos. Esto no es digerible y no aporta ningún valor nutricional.

    Su exceso puede provocar hinchazón, dolor abdominal, colon irritable, intolerancia a la glucosa, cáncer de colon, alergias alimentarias, úlceras, tumores y diabetes. 

    Por eso se recomienda elaborar estas leches en la casa y así saber lo que se está consumiendo.

    bigfatcat (CCO) Pixabay

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...