• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Según los expertos, el sexo, intimar o relacionarse es el momento en que dos personas que se desean comparten de manera libre sus cuerpos, sentimientos, pensamientos y acciones. Aunque no necesariamente implica el romance, el afecto  o el amor profundo por la otra persona.

    Según la ciencia y la psicología, este tipo de prácticas son buenas para el ser humano, incluso tanto como practicar algún tipo de deporte.

    Sin embargo, debes tomar en cuenta ciertos aspectos que podrían poner en riesgo tu salud y la de tu compañero o compañera sexual, ya que por cuestiones de educación, cultura o ignorancia se tienen algunos hábitos luego de finalizar una relación sexual que podrían hacer daño.

    Se tratra de cosas que parecen sanas o comunes pero que son más dañinas de lo que pensabas. Por eso, acá te presentamos las  7 cosas que no debes olvidar después del sexo:

    1-      Ir al baño

    Mujer: según la ginecóloga Leslie Page a la revista Womens Health, con la penetración se pueden empujar bacterias directo a la vejiga, pudiendo generar infecciones a largo plazo. “No importa qué tan cómoda estés, ve al baño después del sexo y asegúrate de limpiar desde la vagina al ano, para evitar esparcir materia fecal del ano a tu zona íntima”.

    Hombre: después de tener relaciones no olvides orinar, pues eso ayuda a la expulsión de las bacterias que hayan podido ingresar al organismo por el orifico uretral.

    2-      Ducharse

    Mujer: al terminar la relación sexual, si te quieres bañar lo puedes hacer, evita los jabones en tus partes intimas para ahorrarte alergias y resequedad en tu zona vaginal. Utiliza sólo agua.

    Hombre: también te puedes bañar, es importante que limpies perfectamente los  genitales, poniendo atención al glande y los testículos, los cuales deben secar perfectamente tras el encuentro sexual.

    3-      No usar toallitas húmedas

    Mujer: si eres sensible a químicos como alcohol, glicerina, esencias y ciertos aceites; usar toallitas húmedas después del sexo podría provocar irritación, comezón e inflamación. Si verdaderamente quieres limpiarte, usa agua, tu vagina hará lo demás.

    4-      No dormir con lencería sexy

    Mujer: los encajes y materiales sintéticos déjalos para las escenas de películas. En la vida real el material que se utiliza para este tipo de lencería no es amigable con tu cuerpo luego de tener relaciones, porque tu piel necesita respirar y está más sensible de lo normal. Lo mejor es dormir con ropa de algodón o desnuda.

    5-      No revisar el celular

    Según el sitio web El Espectador, mirar el teléfono inmediatamente después de tener sexo es descortés y grosero, porque desviar tu atención a un aparato electrónico indica desinterés y que no te gustó lo vivido.

    6-      No quedarse dormido

    Hombre: dormirte inmediatamente después del sexo es lo peor que puedes hacer. Trata de aguantar hasta que tu chica se quede dormida, ya que, por lo general, son más activas y les gusta que se les consientan un poco más después de terminar la relación.

    7-      Cambiar las sabanas

    La doctora Page recomienda también que luego del sexo se cambien las sábanas, ya que la humedad y el calor permiten que proliferen las bacterias.

    Loading...
    Loading...