• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Eolian Fénix, un nombre rimbombante para un vehículo de vanguardia. Y es que para avanzar seriamente en la tecnología siempre se debe ir uno o dos pasos más adelante que el resto, y eso es algo que los científicos y profesionales de los departamentos de Ingeniería Eléctrica, Mecánica, Industrial y Plan Común de la FCFM; y de Diseño Industrial y Gráfico de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de la Universidad de Chile así lo entienden.

    Es por ello que se pusieron el desafío de desarrollar el primer automóvil solar para dos ocupantes de Latinoamérica y lo lograron con éxito. Sin embargo, su experiencia no llega solo hasta ahí, sino que también decidieron ponerlo a prueba realizando el extenso viaje desde Santiago, específicamente desde el campus de Beauchef, hasta la región de Arica y Parinacota.

    Este auto solar partió su pionera travesía el pasado domingo 10 de diciembre y tenía la meta de recorrer 2.070 kilómetros que componen casi la mitad de nuestro territorio nacional.

    Finalmente completaron el desafío, pero llegaron a completar 1.950 km del tramo inicial que se tenía completado. Pese a ello, la prueba finalizó siendo un éxito porque este innovador vehículo logró atravesar casi la mitad del país solo utilizando la propulsión brindada con la energía solar.

    De acuerdo con lo publicado por el sitio web de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile “Durante el viaje de casi dos mil km, el vehículo alcanzó una velocidad promedio entre los 55 y 60 km/h, y una máxima de 92 km/h (durante el primer día de viaje), lo que fue variando según las condiciones del camino. Así, entre La Serena y Copiapó la velocidad máxima alcanzada fue de 65 km/h; entre Copiapó y Chañaral llegó a 85 km/h”.

    Patricio Aceituno, decano de esta facultad, se refirió al logro alcanzado calificándolo como un verdadero hito en la historia de las varias hazañas que se han llevado a cabo en esa casa de estudios, refiriéndose al hecho con estas palabras:

    “En este caso en particular destaco con mucha fuerza el rol de los estudiantes, son ellos los que principalmente han sido los impulsores y en forma tenaz, rigurosa y persistente, han insistido una y otra vez hasta que han logrado gran éxito culminar esta iniciativa, que fue anunciada a principios de año y que hoy llega con gran éxito a su cumplimiento”.

    Ahora solo queda esperar que el desarrollo de nuevas tecnología e innovaciones salga del ámbito académico experimental y llegue a la vida práctica. Ya mucho se ha dicho de la capacidad que tiene nuestro país para convertirse en un gigante productor de energía solar, lo cual nos facilitaría la creación de tecnología como la del Eolian Fénix, sin embargo, para concretar estas aspiraciones, se debe aunar esfuerzos estatales, privados y académicos.

    Mira aquí parte de la travesía del Eolian Fénix:

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...