Los “deepfake” son el nuevo porno de la venganza

Los videos deepfake son videomontajes que crean identidades falsas utilizando la inteligencia artificial, siendo cada vez más precisos y sofisticados. Tanto es así, que a muchos les preocupa que seamos incapaces de distinguirlos de los originales.

La tecnología es capaz de poner palabras en la boca de alguien que jamás las dijo y de crear un rostro idéntico al de cualquiera de la palestra pública imitando sus gestos, incluso detalles mínimos.

Ejemplo de ello, en 2017  se hizo viral un video que retrataba a un “falso” Barack Obama y millones de personas lo vieron a través de YouTube y medios de comunicación en todo el mundo.

El deepfake se logra con un software, “algo de tiempo y  experiencia”. Investigadores de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, fueron capaces de hacer algo nunca jamás logrado: hiperrealismo tecnológico.

“Estamos adentrándonos en una era en la cual nuestros enemigos le pueden hacer a cualquier persona decir lo que sea en cualquier momento”, expresaba desde el Despacho Oval el expresidente de Estados Unidos -o, mejor dicho, su doble digital- en el video.

Esa misma tecnología también permitió desarrollar “identidades duplicadas” del mandatario ruso Vladimir Putin y del actual presidente estadounidense, Donald Trump.

No obstante, para diversión de muchos y molestia de otros, comenzaron a aflorar videos pornográficos en los que el rostro de las actrices originales fue modificado por el de otras personas. Por eso, muchos dijeron que los deepfake son el nuevo porno de la venganza.

¿Cómo saber si un video fue manipulado?

  • Los protagonistas de los deepfake no parpadean como los seres humanos, ya que una persona promedio parpadea 17 veces por minuto. Entonces, como la mayoría de las fotografías no capturan a la gente con los ojos cerrados, quienes aparecen en los videos deepfake tampoco los cierran. “Los algoritmos de los deepfake heredan este defecto básico”, explicó Siwei Lyu.
  • La fuente que lo publica es desconocida o poco fiable. Por ejemplo, una cadena de WhatsApp.
  • Los lugares y las fechas no coinciden, por tanto presta atención a detalles como el logotipo o el lugar desde donde se grabó.
  • Observa detenidamente la boca, porque además de los ojos, los movimientos de la boca pueden ser reveladores.
  • Presta atención al mensaje, puesto que suele apelar a la emoción y busca generar ciertas reacciones, incluso extremas, en quien lo escucha.
  • Mira lo que ocurre a cámara lenta. Para ello, ralentiza y detien algunas partes del video para observar más de cerca y mejor las transiciones.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4,169,545FansMe gusta
114,819SeguidoresSeguir
290,219SeguidoresSeguir
16,253SuscriptoresSuscribirte

Más Leídos

Piñera ofrece a Macron madera y cobre para reconstruir Notre Dame

El Presidente Sebastián Piñera ofreció a su par francés, Emmanuel Macron, contribuir con materiales para la reconstrucción de la catedral de Notre Dame, en París,...