• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Según una investigación difundida por RT citando un estudio publicado en la revista Nature Communications, científicos  de Australia hallaron el lugar exacto donde el sistema inmunológico recuerda infecciones y vacunas previas y donde las células inmunes se reúnen para contraatacar infecciones que el organismo humano ya había visto antes.

    Los especialistas del  Instituto de la Investigación Médica de Garvan (Australia) fueron los responsables del hallazgo del  microórgano que participa en el funcionamiento del sistema inmunológico.

    El rasgo principal de este microórgano es que solo es visible cuando el organismo se prepara para luchar contra una infección que el  sistema inmunológico combatió y derrotó antes. En un principio, esta estructura plana y delgada conocida técnicamente como focos proliferativos subcapsulares (SPF en inglés) fue encontrada en nodos linfáticos del sistema inmunológico de los ratones.

    “Cuando el microórgano lucha contra una bacteria que puede duplicarse en número cada 20 o 30 minutos, cada momento cuenta”, notó el autor del estudio, el profesor Tri Phan.

    “Si su sistema inmunológico lleva demasiado tiempo para reunir instrumentos para luchar contra una infección, va a morir”, señaló el profesor, cuyas palabras cita el sitio del Instituto de la Investigación Médica de Garvan.

    El especialista exlicó la  función de las vacunas “Son  muy importantes. La vacunación entrena el sistema inmunológico para que pueda crear anticuerpos rápidamente cuando la infección reaparece. Hasta el momento no sabíamos cómo y dónde ocurría este proceso”, precisó Tri Phan.

    De acuerdo con los investigadores, este hallazgo puede ayudar a los profesionales de la medicina a producir mejores vacunas en el futuro.

    Infectoteam  presenta a través de su portal los  cuatro tipos de vacunas existentes:

    1. Las vacunas de virus vivos usan la forma del virus debilitada (o atenuada). La vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (triple viral) y varicela
    2. La vacuna elaborada con microbios muertos (inactivada) se hace de una proteína u otros pequeños fragmentos tomados de un virus o bacteria como la vacuna antigripal.
    3. Las vacunas toxoides, como las vacunas antidiftérica y antitetánica, contienen una toxina o químico producido por la bacteria o virus. Estas vacunas hacen que uno sea inmune a los efectos dañinos de la infección en lugar de la infección en sí.
    4. Las vacunas biosintéticas contienen substancias artificiales que son muy similares a pedazos de virus o bacterias. La vacuna conjugada Hib (Haemophilus influenzae tipo B) y neumococo.

    Fuente: RT

    DS.

    Continúe leyendo

    Vacuna contra el VIH logra respuestas inmunológicas en el cuerpo humano

    En 2019 comienzan pruebas en humanos con revolucionaria vacuna contra el VIH

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...