• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Hoy es una escena común ver niños que con una mano cargan su tetero y con la otra pulsan las pantallas táctiles de teléfonos celulares o tabletas. Para bien o para mal, la era digital ha transformado las formas de entretenimiento y diversión de grandes y chicos.

    Sin embargo, hay quienes siguen apostando por otra manera de aprovechar el tiempo de niños y adultos. Uno de ellos es Humberto Barazarte, ingeniero electrónico venezolano y profesor universitario, quien lidera un proyecto que nació y sigue creciendo bajo un concepto que va mucho más allá de la recreación, es profundamente educativo.

    Se trata de la experiencia denominada Juguetes Inteligentes, un taller de elaboración de interesantes piezas de madera, situado en Cabudare, ciudad del centro-occidente venezolano, a 365 kilómetros de Caracas. Estas piezas ofrecen movilidad y funciones, que contribuyen a desarrollar la inteligencia creativa de quienes las manipulan, ya que permiten presionar, armar y desarmar.

    Barazarte destaca que la fabricación de autómatas de madera, como se les conoce en el “viejo continente”, nació bajo la teoría del filósofo austríaco Rudolf Steiner. Foto: Juguetes Inteligentes.

    Explicó Barazarte que este proyecto comenzó a gestarse hace algunos años en Inglaterra, Europa, donde estuvo realizando estudios de postgrado; allí estableció contacto con este modelo de juguetes y con la filosofía educativa que encierran.

    Señaló que la fabricación de autómatas de madera, como se les conoce en el “viejo continente”, nació bajo la teoría del filósofo austríaco Rudolf Steiner, quien en 1919 desarrolló un planteamiento pedagógico para fomentar la inteligencia creativa, mediante el aprendizaje basado en el saber como conquista y como descubrimiento.

    En el proceso creativo de sus piezas y en su promoción, Juguetes Inteligentes se basa en la propuesta educativa de Steiner, también en los principios y modelos de la física, la matemática y la mecánica, dado que los autómatas de madera simulan movimientos, tareas y actividades particulares.

    En la construcción de los “juguetes inteligentes” se emplean diversos recursos para facilitar la movilidad y la manipulación, como ligas y cordones, así como diferentes tipos de pinturas y tonalidades. Foto: Juguetes Inteligentes.

    Las obras se agrupan en diversas líneas: juguetes tradicionales, didácticos y mecánicos, que permiten el desarrollo cognitivo, funcional y motriz de las personas.

    Aunque el punto de partida o materia prima para la elaboración es la madera, se emplean diversos recursos para facilitar la movilidad y la manipulación como ligas y cordones, así como diferentes tipos de pinturas y tonalidades, lo que le imprime a un trabajo que podría lucir en principio estrictamente artesanal, la factura y sello de alta calidad.

    Expresó Humberto Barazarte que el desarrollo de este trabajo lo ha llevado a ser un gran crítico del tipo de educación que tenemos en los países de América Latina.

    “La educación nuestra nos enseña a usar y no a crear. En tal sentido debemos dar una vuelta atrás para que podamos hacer las cosas al revés: enseñar a crear y luego a usar. Incluso tratamos de incentivar el interés de los jóvenes por las carreras técnicas, por ello hemos establecido alianzas con instituciones como la Universidad Yacambú (de Cabudare), para convertirnos en facilitadores e incorporar el desarrollo de la creatividad como un tema transversal en todas las carreras universitarias”.

    Los juguetes también están orientados a propiciar el acercamiento y la empatía entre abuelos y nietos. Foto: Juguetes Inteligentes.

    Otra línea de acción de Juguetes inteligentes es el fomento de programas con personas de la “tercera edad” denominados “Abuelos en Acción”, que están orientados a propiciar el acercamiento y la empatía entre abuelos y nietos,

    Otra línea que desarrollan es la terapia corporativa con jornadas que llevan a grupos empresariales, cuyos trabajadores de todos los niveles pueden participar en actividades, en las que se incorpora el uso del autómata de madera, como herramienta para desestresarse e incrementar la creatividad.

    Parte del trabajo descrito puede visualizarse y seguirse a través de las redes sociales, en Instagram: juguetesinteligentes y en Facebook como Humberto Barazarte.

    Otras notas de interés:

    Conmovedor: Niño de 4 años salvó vida de su madre llamando a emergencias

     

    Conmueve en diversos países del mundo: Historia de un niño y su piñata de cumpleaños

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...