• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Uber es una empresa internacional que a través de la aplicación móvil conecta a los pasajeros con los conductores de vehículos registrados en su servicio, los cuales ofrecen un servicio de transporte a particulares. Aunque poco a poco han ido asumiendo medidas de seguridad, aún queda por hacer en este aspecto.

    Hace unos días se dio a conocer el caso de una joven en Florida, Estados Unidos, que al sospechar de un intento de secuestro por parte del chofer tomó la drástica decisión de lanzarse del vehículo en movimiento.

    La chica compartió su aterradora historia a bordo de un Uber. Se trata de Brooke Adkins, quien calificó lo sucedido como uno de los eventos más traumáticos en su vida.

    “Estoy tan agradecida de haber salido bien del coche al momento de saltar por la ventana y correr por ayuda, pero fue la cosa más aterradora que he vivido”, aseguró a través de un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.

    Con raspones y cortadas en manos y pies, dijo a la policía que su chofer se había negado en múltiples ocasiones a detenerse para que ella bajara, únicamente respondiendo “no”. La conductora fue identificada como Destiny Racquel Green, de 30 años, y ya fue tomada en custodia por sospecha de intento de secuestro.

    “Me di cuenta (de que me intentaba secuestrar) cuando después de varias ocasiones en las que pedí que me dejara bajar, me dijo que no. Ella estaba actuando muy raro, yo sabía que algo malo pasaba. Sobre todo porque el seguro para niños estaba puesto y no podía abrir la ventana”, narró la muchacha.

    Explicó que no sabe las causas que llevaron a la mujer a actuar de esa forma. Pudo escapar gracias a que, mientras salía del coche, mantenía el botón presionado, evitando que la mujer cerrara la ventana.

    De acuerdo con el reporte de la policía, la chica pudo correr hasta un estacionamiento donde recibió ayuda y compañía de alguien hasta que los oficiales llegaron al lugar. Más tarde localizaron a la chofer en su casa y fue arrestada.

    La compañía Uber declaró que el comportamiento de Green era perturbador, también dijo que ha sido removida de la aplicación y que piensan cooperar en lo que sea necesario para apoyar la investigación en contra de la mujer, publica el portal Ok Chicas.

    A.L.

    Gobierno da suma urgencia a proyecto que regula a Uber y Cabify

    Taxistas piden “suspensión inmediata” de Uber mientras se discute su regulación

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...