• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Investigadores de la Universidad de St. Andrews, en Escocia, descubrieron que los niños pequeños usan una variedad de gestos similares a los de los chimpancés y los gorilas, especialmente cuando recién comienzan a aprender a comunicarse.

    El estudio publicado en Animal Cognition descubrió que los niños de entre uno y dos años dependen precisamente de 52 gestos para transmitir sus emociones y, de estos movimientos, 50 de estos gestos también se comparten con los simios. Por ejmeplo, patearse los pies hasta menear la cabeza.

    Por esta razón, antes de que los niños aprenden a comunicar sus necesidades a través del habla, usan un lenguaje propio y corporal para expresar sus sentimientos.

    Asimismo, tocarse el rostro es otro de los muchos gestos que tanto los niños pequeños como los chimpancés tienen en común.

    Además considerando que golpearse a sí mismos, golpear a otras personas y arrojar objetos estaban entre la lista compartida de gestos, los puntos en común entre los niños pequeños y los monos reales no sorprenderán a los padres.

    Catherine Hobaiter, de la Facultad de Psicología y Neurociencia de St. Andrews, enfatizó: “Los chimpancés, gorilas, bonobos y orangutanes salvajes usan gestos para comunicar sus solicitudes diarias”.

    Antes de que saliera a la luz  esta nueva investigación, los niños pequeños nunca antes habían sido estudiados directamente en relación con los simios.

    Al respecto, Hobaiter agregó que en la investigación usaron “exactamente el mismo enfoque para estudiar a chimpancés y niños pequeños, lo cual tiene sentido: los niños son simplemente simios pequeños”.

    Tanto los niños pequeños como los chimpancés dependen de gestos específicos para indicar que desean atención.

    Ahora bien, los únicos gestos que se mantuvieron exclusivamente en los humanos son el “hola” y el “adiós”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...