• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El cadáver de un hombre asesinado en 1974 durante el conflicto entre grecochipriotas y turcochipriotas, fue descubierto gracias a la semilla de un higo que se había comido poco antes de la muerte. 

    Según detalla Daily Mirror, la semilla devino en un árbol en una zona poco usual, lo que llamo la atención hacia el lugar donde yacía el cadáver de Ahmet Hergune. Se precisa que tras el asesinato, el cuerpo del hombre fue llevado por dos personas a una cueva que fue dinamitada. Esos hombres murieron, mientras que el agujero que se formó en la cueva tras la explosión dejó entrar la luz suficiente para que pudiera crecer una higuera de la semilla que estaba en el estómago de Hergune.

    La familia buscó el cuerpo del hombre durante décadas. En 2011, un investigador observó un árbol que creció dentro de una cueva y en una zona montañosa. Tras excavar un pozo alrededor de la misma, halló restos humanos y alertó a la Policía. Posteriormente, las autoridades encontraron allí otros dos cuerpos.

    Las pruebas de ADN permitieron identificar a Ahmet Hergune, y de esta manera sus familiares por fin pudieron encontrar su cuerpo.

     

    Fuente: RT

    Continúa leyendo…

    (Video) Divulgan imágenes del momento en el que un carro atropella a una multitud en un club de Inglaterra

    (Video) Los globos de helio son armas letales para el reino animal

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...