• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un hombre quien nació sin pene, tuvo por primera vez relaciones sexuales a los 45 años, gracias a un bioimplante que le fue instalado en Londres.

    Los médicos del Hospital Universitario de la capital británica, le instalaron a Andrew Wardle un implante que costó más de 50 mil dólares y aseguran que existe la posibilidad de que el hombre, pueda tener hijos.

    Wardle tuvo su primer relación sexual a los 45 años con su novia Fedra Fabian de 28, y explican que el acto duró 30 minutos.

    bioimplante

    Mirror

    Sin embargo no todo fue placentero para Andrew, quien después de haberse sometido al implante, tuvo que caminar con una erección que duró 10 días. Luego tuvo que enfrentarse a otras seis semanas de recuperación y pruebas, hasta que finalmente, pudo estar íntimamente con su novia.

    Andrew nació con extrofia vesical, un muy raro defecto congénito que afecta a uno de cada 40 mil nacimientos, pero las raras complicaciones de su caso, solo le ocurren a una persona en 20 millones.

    La afección de Andrew significa que el órgano, que generalmente se encuentra dentro de la pelvis, está expuesto, pero aunque tiene testículos, no tiene pene.

    bioimplante

    Mirror

    Para hacerlo un hombre pleno, Andrew se tuvo que someter a varias cirugías en los últimos cuatro años, esfuerzo que el mismo dice que no fue en vano debido a las sensaciones y la posibilidad de ser padre debido a que el bioimplante está conectado a sus testículos.

    El órgano funciona con un botón que tiene en la ingle, que llena su bioimplante con una solución salina mediante una válvula que se encuentra en el escroto.

    Detalló que para la cirugía, los médicos liderados por el doctor David Ralph, usaron músculos y piel de su brazo. Ahora queda disfrutar su vida e intentar tener hijos, como próximo paso, ya que Andrew es adoptado y quiere tener una familia.

    Así es como un implante cerebral podría ayudar a detener las convulsiones epilépticas

    Fotos | Cirugía plástica fallida dejó a una mujer con un implante de silicona sobresaliente entre los ojos

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...