• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Una secuencia de desnudo realizada por la popular actriz y modelo Marilyn Monroe, que se pensaba había sido destruida en un cuarto de montaje con el resto del celuloide (material para la fabricación de películas) descartado, apareció en una lata dentro de un despacho cerrado a cal y canto.

    En 1961 se rodó una secuencia con el desnudo para Vidas rebeldes (The Misfits), la película de John Huston que se supone fue la última aparición de la actriz en la gran pantalla, antes de morir, a los 36 años, el 5 de agosto de 1962.

    De aquella secuencia “que se creía una leyenda”, existía testimonio gráfico, material de fotofija, en el que se veía a Monroe cubierta con una sábana ante Clark Gable en una cama y testigos aseguraban que la acción proseguía con ella dejando caer la tela.

    ¿Quién descubrió el tesoro perdido?

    El escritor Charles Castillo, que ha estado investigando en la vida de la estrella para su libro Marilyn Monroe: The Private Life of a Public Icon (St. Martin’s Press), aseguró haber encontrado esa secuencia, que Huston descartó porque pensó que era innecesaria para la historia.

    Castillo entrevistó a Curtice Taylor, hijo de Frank Taylor, el productor de Vidas rebeldes, quien  falleció en 1999, y él le dio acceso al despacho de su padre, que había permanecido clausurado desde su muerte.

    Frank Taylor pensó que aquel material era bastante importante como para conservarlo. Castillo, en las entrevistas de promoción del libro que se pone a la venta esta semana, ha comentado que Curtice Taylor no ha decidido qué hacer con el metraje encontrado.

    Si la secuencia se hubiera mantenido en el montaje definitivo, habría sido el primer desnudo de una estrella estadounidense en una película sonora de los estudios de Hollywood.

    Vidas rebeldes es un wéstern especial, porque fue la última película que rodaron dos de sus protagonistas: Monroe y Clark Gable, quien falleció de un infarto de miocardio 10 días después de acabar el rodaje.

    El filme es un  drama que describe el conflicto de tres vaqueros por llamar la atención de una bella mujer, y fue filmado en el desierto de Nevada.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...