• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En los siglos XVIII y XIX las geishas fueron comunes en Japón. Si bien todavía son parte de la cultura japonesa, ya la cantidad de ellas es mucho más escasa. A pesar de ello, sus características son conocidas por muchos, asociándolas a mujeres silenciosas y que se esmeraban en atender a los hombres. De hecho, surgieron como profesionales del entretenimiento.

    Además de ellas, existen las cortesanas japonesas y muchas personas las confunden con las geishas, sin embargo, hay muchas diferencias entre ambas: las cortesanas entregaban diversión sexual, mientras que las geishas desarrollaban sus habilidades y conocimientos en artes sofisticadas japonesas, como el arte, baile, música y narración.

    Las funciones de las geishas variaban según su ubicación geográfica y mientras las de ciudad (machi) trabajaban de forma independiente en fiestas que estaban fuera de los “barrios de placer”, las de barrio (kuruwa) lo hacían dentro de esas zonas.

    No existen muchos registros gráficos de las geishas antiguas, por lo que estas imágenes, que fueron definidas como prohibidas, dan cuenta de cómo se preocupaban para estar listas para atender a los hombres:

    A continuación revisa las imágenes:

    geishas1

    geishas2

    geishas3

    geishas4

    geishas5

    geishas7

    geishas9

    Vía: Guioteca.com

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...