• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Embarcaciones desaparecidas, un centenar de aviones sin rastro y miles de personas cuyo paradero se desconoce han hecho del Triángulo de las Bermudas, un foco de misterios y leyendas

    Hay quienes atribuyen su enigma a fuerzas sobrehumanas y dimensiones lejanas a la Tierra. Sin embargo, el misterio parece haber llegado a su fin.

    No son entes sobrenaturales las que han ubicado al Triángulo como una de las zonas más peligrosas del planeta, sino, la formación de olas gigantes en el área que pueden alcanzar hasta los 30 metros de altura.

    Así lo aseguró un grupo de investigadores británicos de la Universidad de Southampton en el documental ‘El enigma del Triángulo de las Bermudas’.  Localizado en la profundidad del océano Atlántico, entre Puerto Rico, las islas Bermudas y la ciudad de Miami, el Triángulo de las Bermudas produce unas ‘olas monstruo’ que duran apenas unos segundos, período suficiente para tumbar y hundir aeronaves y barcos. Uno de ellos fue el USS Cyclops, un buque militar que emprendió un viaje de Brasil hacia Estados Unidos con 306 personas abordo.

    El último registro de navegación corresponde al 9 de marzo 1918, cerca del parámetro. A partir de ese día, el navío desapareció sin dejar rastro, náufragos o señales de vida en una zona cuya superficie supera el millón de kilómetros cuadrados.

    Según se cuenta en el audiovisual, las primeras olas fueron registradas por satélites frente a las costas del sur de África, en 1997 y la causa de su surgimiento, afirman los científicos, es el choque de las tormentas, que llegan desde diferentes direcciones, en el mar.

    Es decir, si se producen tormentas desde el norte y el sur, su unión puede formar olas mortales. Para confirmarlo, los expertos británicos realizaron un experimento: construyeron un modelo del barco USS Cyclops, utilizando simuladores interiores que lograron recrear la producción de las olas de más de 30 metros. El tamaño del buque y, sobre todo, su fondo ñato dejaron indefenso al barco, que rápidamente se hundió en el agua.

    También se realizó una simulación que demostró que incluso una ola de 15 metros puede causar su sumergimiento. El último incidente que se registró en la zona sucedió en mayo del 2017, cuando el jet privado de una reconocida empresaria neoyorquina desapareció junto con su familia.

    La avioneta salió a las 11:00 desde Puerto Rico hacia Florida. Sin embargo, se esfumó de los radares cuando se encontraba a 37 millas de la isla Euthera.

     

    Otras noticias de interés

    El misterio del triángulo de las bermudas sigue siendo noticia

    La ciencia despeja el “misterio” del Triángulo de las Bermudas

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...