• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Comer chocolate es un placer que muchas personas disfrutan. El consumo de cacao puede resultar beneficioso para la salud, sin embargo, hay ciertas señales de este ‘antojo’ a las que es mejor prestarle atención.

    Cuando el cuerpo pide alimentos repentinos es muy difícil ignorarlos, pues la mente se encarga de pensar todo el tiempo en eso. Es muy frecuente que los antojos sean de chocolate, pues es uno de los manjares más exquisitos.

    No obstante, cuando la necesidad de consumirlo es mucha, es mejor poner atención, pues podría esconder cosas que te están ocurriendo, como depresión, ansiedad o debilidad emocional.

    ¿Por qué surge el antojo de chocolate?

    En particular, los antojos tienen relación con un fenómeno químico. La necesidad por consumir chocolate se debe a la disminución de serotonina en el organismo, una hormona encargada de mantener nuestro estado de ánimo.

    La disminución de serotonina puede ser por estrés o falta de nutrientes y al aumentarla el cuerpo experimenta una sensación de alivio y bienestar.

    ¿Por qué aparece de noche?

    Generalmente, estos antojos aparecen en la noche y se debe a que el nivel de serotonina va disminuyendo a medida que avanza el día. Es normal que por las mañanas los niveles estén altos, pero al llegar la noche ya están muy bajos.

    Esto hace que los antojos de chocolate casi siempre vengan en la noche y muy rara vez en las mañanas.

    ¿Cuándo poner atención?

    La necesidad compulsiva de comer chocolate no debe ser ignorada, pues puede ser una señal de depresión o estrés. 

    Hay otras veces en las que esta necesidad está asociada a la falta de algún mineral en el cuerpo, como el magnesio. 

    Si sientes que tu cuerpo pide chocolate con una frecuencia poco saludable, es mejor que consultes a tu médico.

    Comer un dulce o chocolate de vez en cuando no tiene nada de malo, pues está asociado al disfrute de los sabores. Sin embargo, si sientes que esta conducta no disminuye, es mejor acudir a un especialista para saber qué está ocurriendo.

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...