• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La afición del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a la gasesosa de dieta está provocando controversia en las redes sociales.

    Durante una reunión con líderes mundiales,en el marco de la Asamblea  General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el jefe de Estado norteamericano fue captado por las cámaras cuando vertía una botella de refresco en una copa para brindar.


    Este hecho pareciera no tener mayor importancia, si no es porque Trump en el año 2012 escribió en su cuenta en Twitter que “nunca he visto a una persona delgada bebiendo Coca de dieta”.

    Sin embargo, este hábito no es nada nuevo, ya que en 2017 un artículo del New York Times reveló que el Mandatario toma hasta 12 coca-colas de dieta a diario.

    El alto nivel de consumo de esta gaseosa también fue relatado en el libro Let Trump Be Trump, escrito por Corey Lewandowski, mánager de la campaña presidencial, quien reseñó las preferencias alimenticias de Trump.

    Trump provocó risas en la ONU

    El nuevo desliz llega luego del incómodo momento que vivió en la Asamblea de la ONU, cuando los líderes mundiales se rieron de él durante su discurso, en el momento que destacó los “logros” de su administración.

    “Estoy aquí para compartir los progresos extraordinarios que hemos logrado. En menos de dos años, mi Administración ha logrado más que casi cualquier administración en la historia de nuestro país”, dijo al iniciar su alocución.

    La respuesta del público no fue la esperada por el Mandatario, quien incluso desde el pódium expresó: “No esperaba esa reacción, pero está bien“.

    Amenazas y agresiones

    Sin duda, la jornada ante la ONU fue muy movida para Donald Trump, quien siguió mostrando su apoyo a su candidato a la Corte, Brett Kavanaugh, diciendo que todas las acusaciones por abuso sexual, son totalmente falsas.

    Además, el presidente norteamericano abrió las puertas a una reunión con su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, a la par que animó al Ejército venezolano a dar un golpe de Estado.

    En su discurso arremetió contra Irán y amenazó con imponer más sanciones a esta nación. También se negó a reunirse con el presidente de Canadá y acusó a los chinos de intentar manipular las elecciones de noviembre.

    Trump se aproxima a Suramérica: visitará Argentina y Colombia en noviembre

    “A Trump solo le interesa enriquecer a sus amigos y familiares”, revela un sondeo

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...