• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Un niño de 10 años de Harrisonville, en Missouri, Estados Unidos, milagrosamente sobrevivió después de sufrir un accidente que acabó con un pincho para hacer brochetas de carne atravesado en su cara y su cráneo.

    Se trata de Xavier Cunningham, quien jugaba el fin de semana en la casa del árbol del patio cuando una avispa lo atacó, lo que hizo que el niño huyera por la escalera, tropezando y cayendo sobre un pincho afilado.

    El objeto le entró por la parte izquierda de la nariz y atravesó la cara hasta la parte posterior del cráneo, una trayectoria que no le dañó los ojos, la médula espinal ni ningún vaso sanguíneo.

    Me estoy muriendo, mamá”, gritaba el niño mientras se dirigían con urgencia al hospital.

    El cerebro y la médula espinal no quedaron dañadas y tras ser atendido en un hospital y ser trasladado a un segundo por lo complicado de la operación, pudieron extraerle el pincho.

    “En uno entre un millón de casos un objeto punzante penetra “13 o 15 centímetros por la cara hasta la parte trasera y no toca” ningún punto clave”, explicó el cirujano, Koji Ebersole quien atendió a la víctima.

    Cunningham actualmente se encuentra recuperándose de la operación en un Hospital de Kansas.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...