• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Algunas personas que deciden tatuarse alguna zona del cuerpo, con el pasar del tiempo cambian de opinión y buscan cualquier tratamiento para eliminarlos sin dejar cicatrices ni zonas con pigmentación. Pero, el ajusticiamiento de estas obras de arte puede generar reacciones desfavorables en el cuerpo e iniciar  alarmas.

    El británico Andrew Milne de la ciudad de Corby, portaba en su dedo anular de la mano izquierda las iniciales del nombre de su esposa, no obstante dilucido un día quitarse el tatuaje, por lo que se sometió a un tratamiento láser en varias etapas que dejó una sorpresa alarmante.

    A la mañana siguiente, día en que le tocaba la segunda sesión láser, Milne se despertó y descubrió que en su dedo había una enorme ampolla purulenta que hinchó su dedo más de dos centímetros.

    Milne de Northamptonshire del Reino Unido, estaba seguro que era una mala reacción y comentó que “fue bastante alarmante” ver semejante resultado. Agregó que la ampolla no era dolorosa, cree que era “muy desagrabable” apreciarla.

    Además, sostiene que la reacción alérgica no tiene nada que ver con el lugar elegido para la intervención: “Estoy bastante seguro de que acabo de tener una mala reacción al tratamiento”. La especialista recomendó al británico no romperse la ampolla, pese a que Andrew subraya que de vez en cuando supura.

    El cliente hasta ahora ha pagado 35 libras esterlinas (aproximadamente 45 dólares) por cada una de las dos sesiones de láser y de acuerdo con la tratante debería tomar entre cuatro y nueve sesiones para lograr la eliminación completa del tatuaje. Pero, Milne no está “del todo seguro” si desea continuar, porque lo que le ha pasado lo ha “desanimado”.

    A su juicio, el tratamiento podría ocasionarle una ampolla mayor, la cual no le gustaría ver en su mano, al parecer buscará que otro método menos evolucionado ayude a quitarse las iniciales tatuadas de su esposa.

    Sigue leyendo…

    https://www.elciudadano.cl/tendencias/estudio-revela-nuevo-riesgo-de-realizarse-tatuajes/09/14/
    https://www.elciudadano.cl/deportes/tatuaje-de-mike-tyson-es-una-pieza-artistica-y-espiritual/07/22/

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...