• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Rancagua. Un emotivo homenaje a cinco jóvenes detenidos desaparecidos desde 1987 brindó en el histórico teatro del sindicato Sewell y Mina, el pueblo de Rancagua.
    El recuerdo de Julio Muñoz Otárola, Julián Peña Maltés, Manuel Sepúlveda Sánchez, Luis Almonacid y Gonzalo Fuenzalida Navarrete, congregó a familiares, abogados, activistas de derechos humanos, dirigentes mineros, sociales y de trabajadores.


    detenidos
    También participaron la presidenta y secretaria de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Lorena Pizarro y Viviana Díaz; el presidente del Partido Comunista (PC), Guillermo Teillier, y el abogado Nelson Caucoto.
    En la oportunidad, se entregaron distinciones por su labor, a los abogados del programa de detenidos desaparecidos, del Ministerio del Interior, Isabel Maturana y Cristián Cruz; además de la madre de Julio Muñoz, integrante del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), detenido y desaparecido desde el 9 de septiembre de 1987.
    También fueron reconocidos Idilia Otárola, la viuda de Almonacid, Elvira Gómez, y a la esposa e hijo de Sepúlveda, Verónica Bravo y Sebastián Sepúlveda; informó en un comunicado la Oficina de Prensa del PC.
    La Asamblea Nacional de Derechos Humanos recordó que de las más de 4.000 víctimas reconocidas por el Informe Rettig, actualmente existen sólo 384 con procesos judiciales y sólo 20 de los autores de estas violaciones de derechos humanos encarcelados.
    En su calidad de dirigente del organismo, Gonzalo Muñoz lamentó que apenas en dos casos de detenidos desaparecidos haya sentencia definitiva y sólo el 10% haya sido encontrado.
    Se estima que durante la dictadura de Pinochet (1973-1990), unos 3. 500 opositores fueron asesinados por los militares, de los cuales unos mil se encuentran desaparecidos.
    Según testimonios de agrupaciones de víctimas de la represión y grupos de derechos humanos, la mayor parte de ellos fueron arrojados al mar, frente al litoral central chileno, a unos 90 kilómetros al oeste de Santiago.

    www.elmostrador.cl

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...