• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En Venezuela, afinan estrategias de organización social para contrarrestar con mayor efectividad los efectos del bloqueo económico y las sanciones financieras promovidas por el Gobierno de Estados Unidos, que golpea severamente al bolsillo y la alimentación del pueblo venezolano.

    Los nuevos métodos de organización serán ejecutados a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), creados por el Gobierno venezolano para combatir la arremetida internacional contra la economía y sus efectos en el suministro de alimentos importados.

    Uno de los planes fue expuesto por el coordinador de esa plataforma social y política de abastecimiento y producción, Freddy Bernal, durante una visita que cumplió en Barquisimeto, ciudad del centrooccidental estado Lara.

    Dijo que el plan permitirá depurar la data de las familias y sus integrantes, que reciben los alimentos a precios regulados a través de los CLAP. El nuevo plan impediría distorsiones y desviaciones detectadas por las autoridades venezolanas, hechos que han sido utilizados por la derecha para atacar y justificar las agresiones.

    Freddy Bernal coordinador naional de los CLAP. Foto Web.

    Alimentos llegan sin intermediarios

    La idea de los CLAP surgió en Venezuela en 2015, recordó Freddy Bernal, junto a la gobernadora de Lara, Carmen Meléndez, el alcalde de Barquisimeto, Luis Jonás Reyes Flores, e integrantes de los CLAP de la región.

    “Los CLAP surgieron como una respuesta de organización del pueblo venezolano. No lo planificó el Gobierno ni ningún ideólogo””, aseveró Bernal, uno de los funcionarios sancionados por el Departamento del Tesoro norteamericano, hecho que el Gobierno venezolano califica de ilegal, abusivo e injerencista.

    Dijo que “en medio de la más dura guerra económica, cuando no se encontraban ni pañales desechables ni toallas sanitarias, la alcaldesa de La Trinidad, (estado Yaracuy, centrooccidente) con un grupo de vecinos” idearon una estrategia para suministrar bienes alimenticios y de aseo personal al pueblo.

    “Se les ocurrió un mecanismo de distribución que no pasara por los canales regulares de comercialización, sino que llegara directamente a las casas de las familias de ese municipio”, contó. “De allí, el gobernador Julio León observó los efectos positivos del mecanismo de distribución y decidió ponerlo en práctica” en esa región.

    El presidente Nicolás Maduro, luego de darse una discusión en el interior del Gobierno, decidió instrumentarlo en el país. “El presidente Maduro tuvo el olfato y captó que el pueblo venezolano había creado una modalidad de distribución de alimentos”, destacó Bernal.

    Un total de 32 mil territorios CLAP hay en Venezuela. Foto: Web

    32 mil territorios CLAP

    Los CLAP son una expresión genuina de organización del pueblo venezolano. Además de distribuir, producen alimentos y otros bienes esenciales, como aquellos de aseo personal. “De los 32 mil territorios CLAP que hay en Venezuela, tenemos 11.000 territorios productivos”, indicó. “No hemos llegado a la mitad, pero la meta es que todos no solamente distribuyan bienes, también produzcan”, añadió.

    Recordó que solamente en 2017 se distribuyeron 86 millones de cajas y bolsas de alimentos a través de los CLAP, pese al bloqueo promovido por Estados Unidos. Algunos de estos bienes fueron producidos por los mismos comités; no obstante, la mayoría de los alimentos y artículos de aseo personal llegaron a través de países políticamente aliados de Venezuela o sectores privados de países cuyos Gobiernos apoyan las sanciones en contra de Venezuela.

    En el 2018, destacó, se ha mantenido el ritmo de crecimiento de la distribución y producción. Se estima que más de 20 millones de venezolanos (de los más de 30 millones de habitantes de Venezuela) han sido impactados positivamente por los CLAP, en algún momento, especialmente las familias socialmente más vulnerables.

    Un plan para combatir distorsiones

    Bernal dijo que los CLAP han logrado, en una dimensión importante, evadir los efectos perniciosos del bloqueo económico y las sanciones financieras, por lo menos en materia de alimentación.

    No obstante, en algún momento se han producido distorsiones internas en la distribución, razón por la cual se diseña un nuevo mecanismo que permita que los alimentos lleguen regularmente a los venezolanos sin alteración alguna.

    Para estos fines, explicó, ejecutarán un plan de depuración de la data de familias que reciben los alimentos a través de la Misión Hogares de la Patria, programa de carácter social diseñado por el Gobierno venezolano.

    Bernal indicó que este sábado 21 de julio se iniciará el proceso de depuración de la data. “Para que los CLAP puedan llegar mejor tenemos que deputar la data”, enfatizó. En ese sentido, el trabajo se iniciará en Vargas, estado vecino del Distrito Capital. “Cruzaremos los nombres de las personas y familias que forman parte de Hogares de la Patria y que tienen Carnet de la Patria y Billetera Móvil”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...