• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Venezuela ha sacado de circulación más de 500.000 armas de fuego, cortas y largas, de fabricación industrial, semi-industrial y “caseras” utilizadas para delinquir, destrucción realizada desde el 2011, cuando se inició su política sistemática para el control de armas.

    Pablo Fernández, director general del Servicio Nacional para el Desarme (Senades), dependencia del ministerio para las Relaciones Interiores, máxima instancia de seguridad ciudadana del país caribeño, dijo que esta cantidad de armamento es un número similar al destruido por Brasil en el mismo lapso.

    Recordó que antes de que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) creara el plan para el control de armas ligeras en el 2001, en Venezuela se comenzó el proceso de inutilización. El actual gobernador del estado costero de Vargas (La Guaira), Jorge Luis García Carneiro, inició en Venezuela los planes de destrucción de armas.

    En el 2003, agregó Fernández, “Venezuela se sumó a la iniciativa de la ONU y desde entonces han sido destruidas 500.000 armas (cortas y largas, industriales, semi-industriales y ‘caseras’), número similar al de Brasil, “a pesar de Brasil es un país más grande en extensión territorial y población que Venezuela”, aseveró el funcionario.

    Más de 15.000 armas utilizadas por la delincuencia han sido destruidas en Venezuela en el presente año. Foto Referencial.

    Estas cifras las aportó el director general del Servicio Nacional para el Desarme, a propósito de un operativo de inutilización de armas de fuegos, que se realizó en un acto público en la plaza Bolívar de la población de Santa Rosa, situada entre las ciudades de Barquisimeto y Cabudare, en el estado Lara, en el centro-occidente venezolano.

    Un total de 1.090 armas de fuego, largas y cortas, de fabricación industrial, semi-industrial y “caseras”, fueron inutilizadas en este acto, 461 fueron  aportadas por los cuerpos de seguridad del estado andino de Trujillo, involucrados en el decomiso de los armas a grupos delictivos; 396 fueron entregadas por los cuerpos de seguridad larense y 233 por el estado Yaracuy, ambas entidades federales del Centro-Occidente del país caribeño.

    “Se trata de unas armas que ya no estarán en las calles causando daño y muerte, causando lesiones, destruyendo vidas y familias”, expresó  Fernández acompañado de autoridades policiales, militares y de la gobernación de Lara, responsables en materia de seguridad.

    Fernández precisó que esta cantidad de armas inutilizadas en Lara se suman a las 14.318 sacadas de circulación en el país en el presente 2018.

    Otras notas de interés:

    Venezuela suspende el permiso de porte de armas por un año

    Incautan 267 armas de fuego a una empresa de vigilantes en Venezuela

     

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...