• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Ministerio del Poder Popular para la Educación en Venezuela, pone en marcha el programa llamado “Todas las Manos a Siembra”, con la finalidad de implementarlo como unidad curricular más para todas instituciones escolares.

    Para este año escolar 2018-2019, se tiene previsto llegar a todas las escuelas básicas y técnicas con este proyecto socio-educativo, como “ aspecto estratégico de generar una cultura del trabajo”, recalcó Aristóbulo Istúriz, ministro de la cartera educativa venezolana.

     

    Desde la etapa inicial de la educación se requiere sembrar valores del cultivo

    Mientras que Carlos Lanz, coordinador del proyecto, enfatizó que “ha venido trabajando mucho tiempo y ha tenido altibajos y ha tenido la valoración del esfuerzo por parte del Estado”.

    La política de Estado busca estrategias eficaces, para educar valores a los niños, niñas y jóvenes del país a que sean proactivos, enseñarles que el trabajo de las  tierras fértiles está a la mano para proveer alimentos sanos y puedan ser capaces en un futuro no muy lejano ser capaces de cosechar su propia comida.

    Cultura de trabajo desde las escuelas

    “Queremos preparar hombres y mujeres desde las aulas de clases a defenderse con sus manos productivas ante cualquier circunstancias que se presente en el país, así que, politizamos el proceso de sembrar en todos los espacios susceptibles de siembra, todo el mundo a sembrar”, destacó Istúriz.

     

    Debemos preparar jovenes del futuro

    Entre tanto Lanz, agregó que “debemos seguir recuperando con las madres procesadoras, las semillas artesanales en todas las escuelas, tenemos semillas criollas y semilleros, bien el empujón con las semillas industriales pero esa no es la línea central, la línea es hacer semillero comunitarios para recuperar la semilla artesanal”.

    Por lo que el ministro les hizo un llamado a los otros organismos del Estado como el Inces, Fundabit, Edumedia, Colombeia y el programa  a trabajar en conjunto para el proceso formativo en el programa.

    No podemos permitir que nuestros hijos e hijas sean ciudadanos dependientes, así como fuimos formados nosotros, debemos cultivar una sociedad proactiva e independiente, capaces de defenderse con el trabajo de las tierras, que son bendecidas en fertilidad, “lo que aquí se siembre se da”, puntualizó el ministro.

     

    También puedes leer…

     

    La Misión Árbol siembra vida en Venezuela

     

    Los niños en la siembra duplican la esperanza de Venezuela

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...