• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Venezuela vuelve a recibir otro ataque a la moneda, pese a que el Banco Central de Venezuela no ha emitido ningún comunicado en el que se estipule que los billetes del bolívar soberano de baja denominación, se encuentren fuera de circulación. Tampoco otras entidades bancarias públicas y privadas se han negado a realizar operaciones monetarias para recibir y entregar los billetes y moneda.

    La operación en marcha contra la moneda de la nación suramericana se está desarrollando en el sector transporte, cuyos trabajadores del volante no aceptan los billetes de 2 y 5 bolívares, y la moneda de un bolívar, respectivamente. Esta realidad no está ajena a los comerciantes, quienes de manera ilegal no permiten a los consumidores cancelar sus compras con los billetes y moneda de baja denominación.

    En un recorrido que realizó el equipo El Ciudadano por las ciudades de Caracas y Cúa, pudo constatar que los comerciantes y transportistas alegan a los usuarios que los billetes de 2 y 5 bolívares, así como la moneda de un bolívar “no tienen ningún valor”, puesto que el dólar paralelo (mercado negro) sigue aumentando.

    También una visita de El Ciudadano a los bancos financieros de Caracas, pudo constatar que los billetes de alta denominación como 100, 200 y 500 no están siendo expendido por estas entidades. Cuando los citadinos realizan un retiro de sus cuentas de tres mil o cinco mil bolívares soberanos, durante la operación le entregan sólo billetes de dos o cinco bolívares; es decir los billetes que no aceptan ni los comerciantes ni los transportistas.

    Algunos de las rutas de las líneas de transporte público que no reciben los billetes son Casalta- Chacaíto, Las Brisas, Recta- Los Magallanes, Chacaíto, La Pastora- Petare, Los Magallanes- Chacaíto, Cuartel San Martín, Petare y El Llanito- Chacaíto reseñó el periódico Últimas Noticias.

    A estas prácticas ilegales también se suman las rutas de transporte de los Valles del Tuy, por ejemplo las unidades del terminal de Cúa, Charallave, Ocumare, entre otros.

    “Ya no sabemos a dónde vamos a parar, a cada hora el pasaje tiene un precio distinto y ahora nos dicen desde este martes que no nos recibirán el billete ni de 2 ni 5 bolívares, y a él que no le guste que no se monte”, dijo Marlyn Castellano, usuario del transporte terminal de Cúa, quien expresó sentirse indignada, “estamos huérfanos aquí en Los Valles del Tuy”.

    Con Castellano coincide Dalila Jiménez, quien denunció que no pudo comprar pan, porque los comercios que se encuentran fuera del Mercado Municipal de Cúa revenden los productos de primera necesidad ocho veces más caro que en Caracas.

    Quise comprar una bolsa de pan que costaba 700 bolívares y estaba dando 200 en billetes de 2 bolívares y el señor comentó que no lo aceptaría, porque el dólar había aumentado a casi dos mil bolívares”, indicó Jiménez, al tiempo que manifestó “ni los bachaqueros (economía informal) reciben los billetes, ni la moneda”.

    La medida ilegal está destinada a la desaparición de estos billetes perteneciente al cono monetario que entró en vigencia el 20 de agosto de 2018, que incluye ocho nuevos billetes y dos monedas. En ese momento, el Banco Central de Venezuela (BCV) afirmó que con esta medida se facilitaría las transacciones económicas y comerciales. También serían más eficientes los sistemas de cómputos y los registros contables; pero nadie asomó la posibilidad de otro ataque a la moneda y mucho menos que los billetes de alta denominación 100, 200 y 500, están saliendo otra vez hacia la frontera colombiana y brasilera.

    Adaptabilidad de monedas extranjeras

    En otras regiones la realidad no es distinta y se ha agudizado con la adaptabilidad de los comerciantes a otras monedas extranjeras como el peso colombiano y el dólar.

    Uno de esos ejemplos, es que en Santa Bárbara del municipio Colón del estado Zulia, localizado al occidente del territorio venezolano, donde los pobladores tienen que pagar los rubros alimenticios de primera necesidad en peso colombiano. Ningún establecimiento recibe la moneda nacional El bolívar.

    En los estados Táchira y Falcón también reina la invasión monetaria, pues el dólar se apoderó de los comerciantes. También el estado Bolívar ha sido atacado ferozmente por las bandas criminales que impusieron el uso de la moneda estadounidense. Ni las farmacias aceptan el bolívar como pago de medicinas.

    Hace cinco meses, en Santa Elena de Uairén (municipio frontera con Brasil) se aceptaban el reais, el dólar o el bolívar en las transacciones comerciales. Pero, desde hace tres meses todo cambió y ha sido eliminada la moneda venezolana. Es probable que en un par de meses (si continúa esta tendencia), la moneda nacional desaparezca del país.

    Seguir leyendo…

    Bolívar Soberano recibe certificación internacional ISO

    Reconversión monetaria en Venezuela busca fortalecer el bolívar

     

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...