• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    “Se trata de un trastorno adictivo a las comidas dulces, saladas, ricas en grasas o carbohidratos procesados, a las que se les agregan sazonadores ricos en glutamato, que es un neurotransmisor, que es el primer peldaño que conduce a la adicción a la comida”, dijo la psicóloga Herlinda Carrillo Alquicira durante el décimo curso taller Nutrición Clínica Metabolismo celebrado en el Hospital Juárez de México.

    La experta expuso que los modelos de conducta obtenida en el entorno familiar mediante el “paladar o sabor mami de lo sabroso” hacen que el cerebro se habitúe a los alimentos hipercalóricos.

    Señaló que algunos de los factores que influyen en el trastorno de las personas con obesidad tienen una poderosa influencia externa, como la sociedad, la forma de ver los problemas, y la forma de llevar la vida afectan nuestra alimentación.

    Las formas alimentación negativa “se desarrollan ante la dificultad para diferenciar sensaciones de hambre y saciedad, el inadecuado afrontamiento del estrés, los malos hábitos alimenticios aprendidos y necesidad de pertenencia y aceptación de un grupo la familia”, enfatizó.

    Según la doctora sabemos que estamos en frente de una adicción cuando vemos la comida como algo más que nutrición, “suele ocurrir cuando comemos sin tener hambre, cuando comemos pese a haber comido recientemente, o aceptamos invitaciones a comer sin tener hambre”.

    Esta adicción se inicia en el entorno familiar, donde la comida representa algo más que una manera de nutrición.

    “Comer en familia nos brinda el espacio en que además podemos expresarnos, convivir, expresar nuestro amor o manejar el estrés. Es un poderoso medio de comunicación”, dijo.

    Finalmente señaló que los alimentos que más adicción generan son los chocolates, los helados, la bollería, el pan y las pastas.

    Cómo saber si es usted un obeso

    Para calcular la obesidad se mide el índice de masa corporal, sepa que un índice de más de 30 es considerado obesidad y lo hace vulnerable un riesgo en relación con numerosas enfermedades como la diabetes, la osteoartritis y varias más.

    Los índices corporales de 25 a 30 califican como sobrepeso, siendo el rango normal de 18.5 a 25.

    La Malnutrición es amiga de la obesidad

    Según un estudio del Imperial College de Londres y la Organización Mundial de la Salud OMS, publicado en octubre de 2017, tanto la falta de una alimentación balanceada como el abundancia en el consumo de alimentos procesados son causa de una crisis global de malnutrición.

    En este sentido, el análisis comprobó que en los últimos 40 años, el número de niños obesos en el mundo se  multiplicó por 10 y se estima que para el 2022 habrá más población infantil y adolescente con obesidad que desnutrida.

    Para el cálculo de sobrepeso , obesidad y desnutrición en 200 países entre 1975 y 2016, el estudio de la OMS estudios los datos de 130 millones de personas mayores de 5 años, de las cuales 31.5 millones están en edades entre los 5 y los 19 años, y 97.4 millones tienen más de 20 años.

    La obesidad está matando a más personas que el narcotráfico, el crimen, la violencia y los conflictos en nuestra región (latinoamerica)”,  la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación  FAO, basada en el informe ‘Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2017’, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), presentado en Santiago de Chile.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...