• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Desde principios de este febrero un elefante marino se encuentra varado en el balneario de Bahía Inglesa, en la Región de Atacama. Esta situación ha generado que distintos turistas se saquen fotos con el animal -incluso sin apagar el flash de sus cámaras- lo que le ha generado un cuadro de estrés y por eso ha provocado daños en algunas casas del borde costero.

    Según consignaron en Chilevisión Noticias, un vecino del sector ha sido el más afectado hasta el momento. Esto porque no cuenta con una reja en su casa y, por ello, la pasada noche del jueves el elefante marino se acercó a su hogar y quebró una ventana. “La vida de este animal tiene que ser protegida y defendida. La pregunta que yo me hago es qué hubiese pasado si este animal hubiese sido un cocodrilo o una serpiente”, señaló Alfredo Piza, el veraneante afectado.

    Desde Sernapesca explican que la reacción del animal es natural ante el estrés que le han generado los turistas que se sacan fotos con él y, por si fuese poco, una persona también se sentó arriba del ejemplar. En ese sentido, desde la institución aislarán la zona con vallas papales y, además, el elefante marino tendrá una guardia de 24 horas hasta que vuelva al mar.

    “Quien sea sorprendido molestando o estresando al animal, se le cursarán las citaciones correspondientes, con multas que van de 3 a 300 unidades tributarias”, advirtió Víctor Agurto, de la Unidad de Rescate de Sernapesca.

    El motivo para que esta especie -de cerca de dos toneladas de peso- se encuentre en la playa, es porque está cambiando su piel y buscó un lugar adecuado para descansar. Desde Sernapesca le recomiendan a los veraneantes no acercarse al animal, que no le tomen fotos, ni le lancen agua, aunque parezca seco, ya que es natural en su proceso de cambio de piel.

    El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...