• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En los últimos 50 años, la humanidad ha eliminado al 60 % de los mamíferos, aves, peces, y reptiles, así lo refleja un informe de World Wildlife Fund, el cual advierte que la aniquilación de la vida silvestre es ahora una emergencia que amenaza la civilización.

    La nueva víctima que inscribe su nombre en la lista de especies extintas es un roedor llamado Melomys rubicola, que desapareció debido al cambio climático causado por el ser humano.

    Los efectos del calentamiento global cada vez son más visibles y, desafortunadamente, una de sus terribles consecuencias la confirmó recientemente un informe del Ministerio de Medio Ambiente y Energía de Australia, al declarar oficialmente extinto a a este roedor.

    De acuerdo con la ministra Melissa Price, citada por el diario El Espectador, esta especie habitaba en una pequeña isla del país continente.

    “Este animal era nocturno y solía vivir entre la hierba y los pastizales. Sin embargo, desde 2009 se mantuvo su alerta de peligro extinción por un mínimo número de ejemplares y desde 2016 no se registra alguno“, declaró la funcionaria.

    Evidencia científica

    Una investigación sobre este caso apunta que la principal causa de su extinción fue la falta de vegetación que este roedor utilizaba como alimento. “La isla ha sufrido una reducción de sus dimensiones por las constantes inundaciones y se ha desertizado, lo cual impidió el desarrollo de la especie”, señala el informe de la Universidad de Queensland y el Departamento de Protección Ambiental y Patrimonio de Queensland.

    La ministra confirmó al diario The Sydney Morning Herald -citado  por El Espectador- que luego de años de búsqueda “no hay dudas sobre su extinción”.

    “Al estar confinados en un solo lugar, muy pequeño y aislado, estos roedores fueron particularmente susceptibles a una amplia gama de amenazas. La evidencia disponible indica que los eventos climáticos frecuentes e intensos durante la década 2004-2014 produjeron marejadas tormentosas y aguas extremadamente altas. Niveles que probablemente fueron contribuyentes significativos”, explicó Price.

    Mamífero de la Barrera de Coral

    Antes de extinguirse, estos roedores eran los únicos mamíferos nativos de la Gran Barrera de Coral, ecosistema ubicado frente a la costa de Queensland en el noreste de Australia.

    “Es increíblemente decepcionante”, dijo la ministra, que también explicó que esta área ya siente las devastadoras consecuencias del cambio climático, pues las aguas de esa zona se están calentando y aumentando, lo que ha hecho considerar un plan de migración climática a los habitantes de esos lugares.

    Muchos científicos creen que el mundo ha comenzado una sexta extinción en masa, la primera causada por el Homo sapiens, es decir, los humanos.

    Otros análisis recientes revelan que la humanidad ha destruido el 83 % de los mamíferos y la mitad de las plantas desde los albores de la civilización y que, incluso, si la destrucción terminara ahora, el mundo natural tardaría entre 5 y 7 millones de años en recuperarse.

    Informe global: La humanidad ha eliminado a un 60% de los animales desde los ’70

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...