• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El sistema de salud argentino se convirtió en una de las primeras víctimas del programa de ajuste neoliberal implementado por el gobierno de Mauricio Macri. El Ministerio de Salud fue eliminado para convertirlo en una secretaría. Los platos rotos los pagan los pacientes, por ejemplo, aquellos que padecen de VIH.

    Este jueves, el Frente Nacional por la Salud de las personas con VIH se dirigió a la sede del antiguo ministerio para repudiar el brutal ajuste. La red de organizaciones alertó que con los recortes presupuestarios del año entrante, que se estiman serán del 50% respecto a 2017, alrededor del 30% de los pacientes en el país tendrán que suspender su tratamiento.

    El gobierno de Mauricio Macri eliminó el Ministerio de Salud

    Sin los medicamentos vamos a morir: pacientes con VIH

    “Sin los medicamentos nos vamos a morir”, advirtieron.  La red de pacientes aprovechó que hoy se realizaba una reunión de los jefes de programas de VIH de todas las provincias para manifestar su preocupación ante la profundización en los recortes de salud, teniendo en cuenta que desde que comenzó la gestión deMacri, en dos oportunidades -2016 y principios de 2018- las organizaciones registraron faltantes de medicamentos.

    La alerta es mayor en medio de la corrida cambiaria y tras el achique de la dependencia pública, porque los remedios para la enfermedad se deben importar y están atados al valor del dólar. “Con el aumento del dólar, el presupuesto del año que viene para la Dirección Nacional de SIDA va a ser la mitad; pasamos de 120 millones de dólares a 60 millones. El 70% de los medicamentos para VIH se compran en dólares. ¿Con qué presupuesto va a garantizar nuestra salud, Carolina Stanley?”, subrayó la Fundación Grupo Efecto Positivo.

    “Estamos en el ex Ministerio de Salud exigiendo una respuesta ante el recorte de presupuesto que pone en peligro la continuidad de tratamientos de VIH, hepatitis y más. Sin los medicamentos nos vamos a morir. Vamos a tener que ser dramáticos con nuestras exclamaciones pero nosotros, pacientes desde hace muchos años, estábamos soñando con la cura y terminar con la epidemia en nuestras ciudades”, exclamaron a los jefes provinciales.

    El presupuesto del próximo año contempla un recorte de alrededor 800 millones de lo que reclamaba el director de Sida, Sergio Maulen, quien presentó su renuncia por entender que no era suficiente. La Fundación Huésped afirma que el 70% de las personas que viven con VIH se atienden en el sistema de salud público.

    En el encuentro con la red, los jefes provinciales reconocieron que ellos también están preocupados por la situación y que ya hay faltantes de tres antirretrovirales para tratar la infección, además de que varios medicamentos están llegando con stocks fraccionados y en cantidades insuficientes. “Es la tercera vez que hay faltantes, desde el 2001 que no había, en 2016 tuvimos faltante, a principios de este año también nos movilizamos y ahora tenemos que hacerlo de nuevo”, resaltó a Página/12 el referente José María Di Bello, miembro de la Fundación Grupo Efecto Positivo y Argentina Redes Positiva.

    Faltante de retrovirales para pacientes con VIH

    El 19 de enero de 2018, la Fundación Huésped aclaró que se estaban registrando faltantes de medicamentos antivirales y que se estaba dificultando el acceso al tratamiento de las personas con VIH. Según habían aclarado desde el Ministerio de Salud y la Jefatura de Gabinete, esto obedecía a la demora en la habilitación del presupuesto 2018. En ese momento, la fundación exhortó a las autoridades a “tomar las medidas pertinentes para evitar futuros faltantes similares y para que arbitren los medios para que avance en tiempo y forma la compra anual de antivirales de manera de evitar posibles quiebres de stock del conjunto de las drogas”

    La situación impactará directamente en los pacientes, porque el mismo Ministerio de Salud señala en su página web que “una de las cosas más importantes del tratamiento es la continuidad en el tiempo”. “Es muy importante continuar y mantener el tratamiento una vez comenzado, ya que es la única manera de lograr que el virus no se reproduzca, y así evitar que la enfermedad crónica se convierta en sida”, indican.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...