• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Robert Nesta Marley estaría cumpliendo hoy 74 de vida, y para muchos es el más grande artista que ha dado Jamaica, muy a pesar de un legado musical que tuvo que sobrevivir a la pobreza de su época, la crítica, la mala fama, los estigmas sociales y, actualmente, un batallar constante con géneros emergentes que desvirtúan la cultura rastafari y su esencia.

    Su canto ha perdurado y trasciende en todos los continentes. Marley es por menos uno de los personajes ícono de la historia musical, el más conocido y respetado por interpretar la música reggae.

    Con su letras, se convirtió en una referencia de la cultura jamaicana, y así lo demuestran sus 18 producciones discográficas, que en muchos casos han exhibido sus grandes hits en eventos de resonancia mundial, covers, bandas sonoras en la industria cinematográfica y tributos de artistas y familiares. Sin embargo, hay una gran deuda más allá de su ausencia física, y es que carece de un biopic que termine reventando la taquilla mundial.

    Modestia aparte, ocho escenas de películas son las que se han acompañado con las legendarias canciones del rey del reggae: Redemption song en “La Playa” (2000), “Three Little Birds en Shark Tale” (2004), Is This Love en “In The Name Of The Father” (1993), One love en “Marley y yo” (2008), Stir It Up en “I’m Legend” (2007), Get up, Stand up en “Fire in Babylon” (2010), Burnin’ and Lootin’ en “La Haine” (1995) y Jammin en “Mi novia Polly” (2004).

    No obstante, falta una película biográfica que lo retrate en todas sus facetas, un trabajo de dimensiones dantescas, pero humano.

    De gustos y colores no hay un manual escrito, y si de preferencias o apreciaciones musicales se quiere hablar se entraría inmediatamente en conflicto, pero es innegable que la música de Marley nos ha hablado de todo: de amor, de sociedad, de Jamaica y hasta de la muerte, temas humanos y universales, algo que puede verse (valoración personal) en el documental “Marley” (2012), del director Kevin Macdonald.

    Sí, este audiovisual recogió y mostró a sus seguidores más ávidos una estela de su retrato más íntimo, sobre todo al final de sus días, con imágenes inéditas para el público, en un intento por esclarecer algunas dudas acerca de la vida del cantante.

    Pero “ni siquiera Hollywood se ha planteado hacer un filme de la vida del autor de himnos incontestables con actores en plena fiebre del biopic musical que iniciaron “Ray” (Ray Charles) o “En la cuerda floja” (Johnny Cash) y continuaron “Control” (Ian Curtis), “Nowhere Boy” (John Lennon) y “Gainsbourg” (Serge Gainsbourg)” y recientemente otro de los grandes, “Bohemian Rhapsody: la historia de Freddie Mercury”.

    Desde su lecho de muerte ha tenido que conformarse con tributos y homenajes póstumos, ser incluido en el Paseo de la Fama del Rock and Roll (1994), el Grammy Lifetime Achievement Award (2001), el libro No Woman No Cry de su viuda Rita Anderson, una reedición de su álbum Kaya con motivo de los 35 años de su lanzamiento (2013) y la exposición “Bob Marley mensajero” (2014), en el Museo History Miami.

    La figura musical de Marley fue motivo para que los cineastas Esther Anderson y Gian Godoy produjeran “The Making of a Legend” (2012), documento fílmico en el que se muestra el ascenso de Marley y su banda The Wailers al estrellato internacional.

    Ciertamente, su recopilatorio “Legend” se mantiene entre los discos más vendidos de la historia, pero comercialmente, el reggae “quedó cojo con su muerte y ha sido superado, al menos en la isla, por músicas más agresivas y groseras. Su ideología también se redujo a un detalle folclórico, el consumo de ganja. Los Marley ahora licencian su nombre para fabricar abundantes productos, desde ropa hasta papel de fumar”, asevera El País.

    Hay quienes aseguran que “Hollywood pretende rodar un biopic con actores”, algo que choca con la insistencia de sus hijos en personificar a su padre.

    Y al parecer, “todo tipo de directores, incluyendo a Martin Scorsese y Jonathan Demme, han sido atraídos por los diferentes proyectos que se cocinan alrededor de Rita. Ella tiene poder de veto, al controlar la mayor parte del cancionero y las grabaciones”, allí está la piedra de tranca, de acuerdo con opiniones expresadas en distintos foros dedicados al reggae.

    Lo más reciente que ha salido de Marley ha sido una serie documental de una hora producida por Netflix, dirigido por Kief Davidson, titulada “ReMastered”, las cual busca investigar algunos relatos, empezando con su primera entrada, Who Shot the Sheriff?, una examinación de los eventos que desembocaron en y siguieron al intento de asesinato de Bob Marley en 1976. No obstante, han pasado cuatro décadas y no existe un biopic ni mucho menos se sabe quién intentó acabar con su vida.

    En noviembre de 2018 se supo que la leyenda del reggae será la figura central de un largometraje biográfico, producido en alianza con los estudios Paramount y uno de los hijos del cantante. La trama de esta cinta girará en torno a la vida y obra del intérprete de “No woman, no cry”, “Redemtion song” y “Don´t worry be, happy”, entre otros clásicos del ritmo musical jamaicano.

    El proyecto cinematográfico aún se encuentra en su fase inicial, por lo que todavía se desconoce el título y el reparto.

    Sin duda alguna, Bob Marley fue un profeta de la unificación de todas las razas y el descubrir lo que hay en la filosofía rasta, y para ello los mensajes en su música, con la que consiguió amasar el éxito que ningún jamaicano de ghetto había soñado hasta entonces.

    Lamentablemente, el 11 de mayo de 1981, en un hospital de Miami, Florida, “El Padre del Reggae” falleció a los 36 años.

    Siendo uno de los mitos musicales del siglo XX, Marley dejó como legado temas inolvidables como Get up stand up, Buffalo soldier y No woman, no cry, temas que se han convertido en himnos de la lucha contra la discriminación racial.

    Bob Marley trasciende en el tiempo

    Bob Marley: una leyenda que sigue viva

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...