• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    ISABEL GUERRERO (Rancagua, Chile – 1985) Profesora de Castellano y Filosofía. Actualmente es directora de Revista Mal de Ojo. Publica “Poemario Obstinado”, por Editorial E-Lit, 2013. La plaquette autoeditada “Anzuelo”, 2015 y “Trazos de una obra por hacer”, por editorial Conunhueno 2017. Ha participado en Encuentros y Festivales Literarios en Chile, Colombia, Argentina, México y Cuba. Es parte del equipo editorial de Revista Latinoamericana La Ira y colabora en otros proyectos artísticos y sociales. Su obra ha sido publicada en revistas y antologías nacionales e internacionales.

    (Del libro Trazos de una obra por hacer. Editorial Conunhueno, Valparaíso 2017)

    EL EXILIO DE UNO MISMO

    Llegar a siembra ajena es difícil
    mas frotarse la lengua hacia dentro en la sequía
    propia de la tierra
    deja en el aire al huérfano
    temblando de un hilo

    huellas primitivas que se hunden
    en la ciénaga ancestral del hambre
    y se quedan como hemisferios
    colgados a la erosionada costra de la evolución

    HABITACIÓN DEL AIRE

    a los desplazados del mundo

    Rebota el paso
    quien se vuelve párpado
    a los misiles del tiempo
    Corvo a la tierra
    Ese
    errante
    escapa al tejido del mundo

    Polvillo del silencio
    para los hijos sin patria
    Ojo negro que se esparce
    como un hifema de la humanidad

    11 DE SEPTIEMBRE
    A José Miguel Guerrero Valdivia,
    mi abuelo.

    El titular que recogió al hombre esa mañana
    previó como el hambre del ayer
    diluiría el presente en la nada:

    Un ejército imaginario
    daría vuelta la manzana
    apagando el andar
    entonces las vías que sostienen
    el remolino de la fuerza
    se doblarían

    Estancado sus pies
    a aquello que no estaría en su voluntad mover
    el octogenario hombre
    en un ademán futurista
    botaría su rostro a la ventana

    y los labios caerían al mundo
    derramando en el horizonte
    el último paisaje del adiós.

    VISITA

    Volver a la casa de la infancia
    y ver en ella el desalojo de lo que fui

    Llegar y hallarme
    en el armazón de olores
    que busca en la retina la hilera de hormigas
    El árbol de otoño
    La tierra colada en los surcos

    Esqueleto contenido
    que espera aterrizarme en las paredes
    y encontrarme muda
    plana al peso de los cambios

    Una mueca vacía flotando en el aire.

    NO HAY AGUA DESDE DONDE VENIMOS (publicado en algunas antologías)

    Desde el óvulo sangrante

    repliego las capas hasta ver
    la marca que no es copia
    sino surco que se hace a lo hondo
    en la membrana

    en la superficie
    que no es ni río
    ni lluvia
    emerge una lengua
    infinitamente hacia adentro
    en la larga cadena
    inagotable
    que es para el tiempo
    imaginarla

    Me desplazo desde el huevo

    y volteo la mirada hacia mi centro
    jugos en el barril del cosmos
    atan mi ombligo
    como una raíz al útero
    como un ojo al nervio

    ondas que no son de agua
    rebotan a mi especie
    y me vuelven al estado
    de ser yo
    en el líquido negro
    que no es lluvia ni fondo marino

    Hablo desde una lengua clavada a un risco

    por ser sangre
    desde el nido que no es lluvia
    río o incluso llanto

    cavan los cuervos embriones
    que carcomen mi oportunidad de ser
    sólo espacio
    pleno movimiento
    materia
    una planta sin nombre en un mar
    que no es mar
    sino agua que se asoma

    En este acuoso estado de sitio

    el huevo que me forma
    inserta siglos y lenguaje
    testimonio genético
    de un origen
    que no es agua
    ni río
    o incluso llanto

    desde la matriz
    se despliega mi humanidad
    de mujer sangrante
    moldeada en el adentro
    y la lengua que me toma
    no reproduce lluvia
    ni fondo marino

    Heme aquí

    inserta en el líquido negro
    que no es más que una cáscara
    calcando años de asimilación

    corpúsculos de historia
    se mecen
    en el reflejo que es mi estado
    y la sangre brota al cuerpo
    en el fondo que no es marino
    no de lluvia
    no de sombra.

    Por Oscar Saavedra Villarroel

    http://escuelasdelapoesia.cl

    http://www.fipchile.cl/

    https://web.facebook.com/groups/23982489029/

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...