• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El caricaturista estadounidense Rob Rogers publicó su primera caricatura de forma independiente, en su perfil de la red social Twitter. Allí, como siempre, su protagonista favorito es el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y en esta oportunidad se inspiró en el lamentable caso de los niños inmigrantes enjaulados.

    El caricaturista político de extensa trayectoria fue despedido del periódico Pittsburgh Post-Gazette,  el pasado 14 de junio, tras 25 años de dibujar para sus páginas la realidad que vive en la nación norteamericana.

    Rogers afirmó que esto sucedió en respuesta a las caricaturas en las que critica al presidente Trump. En ese sentido, afirmó que su despido supone “un regalo para el mandatario por su aniversario”.

    ¿Qué contenían los dibujos de Rob?

    Entre los dibujos más recientes que sus editores se rehusaron a publicar, podemos mencionar el de “una señal de precaución con una silueta de Trump arrebatando a un pequeño niño refugiado”, así como “una caricatura sobre el Día de los Caídos en la que Trump deposita una corona de flores frente a una lápida con las palabras Verdad, Honor y Estado de Derecho”.

    Vetaron 19 de sus caricaturas  

    Otras obras de Rogers fueron rechazadas desde marzo —en total  19—, y el caricaturista comentó: “Sentí que iban a ser capaces de restringir mi capacidad de hacer mi trabajo” y más tarde amplió: “Creo que definitivamente ellos estaban tratando de enviarme un mensaje”, a lo que añadió: “Sentí como que me estaban empujando fuera”.

    Uhistoria de un despido que lo convirtió en héroe

    El día llegó y fue en el cumpleaños de Trump (14 de junio), cuando dos representantes de recursos humanos del Post-Gazette, le comunicaron durante una reunión que estaba despedido. Rogers contó al The New York Times: “Ellos dijeron: Este es tu último día”, indicando que tras esas palabras se produjo un suspenso, “fue como una de esas películas que ves en la televisión donde los policías tienen que entregar su placa y su  pistola, solo que yo temía que me iban a pedir mi pluma”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...