• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La industria azucarera de Bolivia prevé alcanzar en 2019 una capacidad de producción diaria de al menos dos millones de litros de etanol, alentada por la decisión gubernamental de introducir en el mercado gasolina potenciada con ese alcohol, dijo un ejecutivo del sector.

    Apostamos decididamente al biocombustible, que está posibilitando la mayor convergencia entre los sectores público y privado”, afirmó en conferencia de prensa Mariano Aguilera, presidente de Guabirá, ingenio azucarero del distrito oriental de Santa Cruz, que es el más grande del país.

    Los empresarios agroindustriales de Santa Cruz han comenzado proyectos de ampliación de cultivos de caña de azúcar y de producción de etanol, en cumplimiento de un acuerdo de principios de año con la petrolera estatal YPFB, que será convalidado en los próximos días mediante una ley de biocombustibles.

    Aguilera señaló que Guabirá pondrá en operación en diciembre una planta deshidratadora de alcohol con capacidad de un millón de litros diarios, que se complementa con programas de ampliación de cañaverales y de las instalaciones de molienda.

    La restante producción alcoholera de Santa Cruz, para totalizar los dos millones de litros diarios, estará a cargo de otros tres ingenios privados, señaló.

    Guabirá es la primera empresa en producir bioetanol desde mayo pasado para YPFB. Ya tenemos seis millones de litros listos para ser puestos en el mercado, solo falta la ley que dará respaldo a este cambio de matriz energética”, adelantó el ejecutivo.

    La nación andina está aumentado su capacidad de producción (Foto web)

    Bolivia ahorrará recursos con el uso de etanol

    El uso de etanol como aditivo de la gasolina “es una acción concertada en la que todos ganan“, desde los pequeños productores de caña hasta los automovilistas, pasando por la industria azucarera, YPFB y el Gobierno, que se ahorrará divisas que ahora gasta en importación de combustibles.

    El ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez, ratificó a medios estatales que el proyecto de etanol tendrá un impacto de crecimiento de un punto porcentual en el Producto Interno Bruto (PIB) de Bolivia de 2019.

    Sánchez dijo que el uso de etanol en vez de aditivos fósiles importados permitirá un ahorro de al menos 50 millones de dólares en 2018, cifra que se duplicaría el año venidero.

    Según los planes oficiales, la gasolina con etanol que se comercializará en Bolivia será de 91 octanos, frente a los 85 octanos de la gasolina corriente y los 95 octanos de la premium.

    Aguilera confió en que la ley de biocombustibles garantizará por tiempo indefinido el mercado para la gasolina menos contaminante, razón por la cual los privados han decidido invertir unos 1.600 millones de dólares en cinco años en la ampliación de cañaverales y las construcciones industriales necesarias.

    Los ingenios de Santa Cruz programaron producir en 2018 unos 80 millones de litros de etanol y alcanzar por lo menos 300 millones de litros para 2025.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...