• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El juez brasileño Sérgio Moro ya no habla de “justicia” ni de “imparcialidad”, pues ya se dedica a alabar al presidente electo de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, de quien será Ministro de Justicia.

    En sus primeras declaraciones después de aceptar la invitación a ser el titular de esa cartera en el nuevo Gobierno, manifestó que Bolsonaro es “un hombre bastante sensato, ponderado”.

    Aunque le gusta hurgar en el pasado de otros políticos, especialmente si son del Partido de los Trabajadores (PT), llamó a dejar atrás las declaraciones del mandatario electo a favor de la dictadura militar y en contra de la comunidad negra y los homosexuales.

    Estamos mirando al futuro. ¿Qué propuestas concretas hay que afectan u ofendan a minorías? No he visto ninguna (…) ¿Existe una política persecutoria contra homosexuales? No existe, ¿existe posibilidad de que eso pase? Cero”, aseguró.

    Según Moro, esos pronunciamientos “se sacaron de contexto” con la intención de perjudicar a Bolsonaro y lo que él observa es un “camino de moderación”.

    “Tengo la plena convicción de que a partir de enero de 2019 esas minorías podrán ejercer su libertad normalmente, sin riesgo para ellas”, aseguró.

    Además, aceptó que tendrá una postura subordinada al presidente electo y, para no parecer un enamorado ciego, acotó que en caso de un desentendimiento meditará para saber si continúa o no en el Gabinete.

    Esa última opción parece lejana, pues el jurista sucumbe fácilmente a los encantos de Bolsonaro. La mejor prueba de ello es el sí que le dio para ser su ministro cuando hace dos años afirmó, en una entrevista al diario O Estado de S. Paulo, que “jamás” incursionaría en el mundo de la política porque su ámbito era el de la justicia.

    Moro fue quien dictó el encarcelamiento del expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011), por eso su defensa introdujo el lunes un “habeas corpus” en el que exigen su libertad tras quedar en evidencia la parcialidad política del juez.

    Exigen libertad de Lula por la evidente parcialidad del juez Moro con Bolsonaro

    Sergio Moro como ministro de justicia reafirma que Lula es víctima de “lawfare”

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...