• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Colegio de Profesores anunció una querella contra un apoderado que agredió brutalmente a un profesor en la escuela F-413 Tinguiririca Las Quezadas, a quien golpeó en la cabeza con una silla de fierro.

    De acuerdo a la información entregada por la organización gremial, el docente, identificado como Fernando Torrealba, de 66 años, debió recibir 5 puntos de sutura producto del corte que le provocó el golpe del sujeto.

    Según explicó el profesor agredido, “yo estaba en clases con los niños de quinto básico y estaban todos trabajando, uno de ellos no trajo los materiales y andaba en la sala dando vueltas. En eso hubo una discusión con otro compañero y se pusieron a pelear entre ellos sólo de palabras, sin agresiones físicas. Con los ánimos alterados, le dije a este niño que mejor se fuera de la sala para evitar un problema mayor. Cuando salió de la sala llamó al papá, no sé que le habrá dicho”.

    “Luego bajé y estaba en el comedor, porque soy el encargado de la alimentación del colegio, y ahí llegó el papá de este niño muy alterado, obviamente no pidió permiso y solo dijo que quería ubicar al profesor Torrealba y su hijo le indicó que estaba en el comedor. Llegó y quería agredirme, me tiró un combo y le hice el quite, después tomó una silla de fierro y me la lanzó”, añadió el docente.

    El maestro detalló que “había niños que estaban almorzando y cuando vieron que empecé a sangrar se pusieron a llorar, muchos comenzaron a gritar y otros salieron arrancando, pedían que llamaran a sus papás para que los llevaran a su casas”.

    Tras la agresión, el profesor Fernando Torrealba fue trasladado al Hospital de Chimbarongo, donde sólo se le recomendó reposo. Mientras, los funcionarios de la escuela impidieron que el sujeto abandonara el establecimiento y llamaron a Carabineros, quienes lo detuvieron, para ser posteriormente formalizado en el Juzgado de Garantía de San Fernando, quien decretó la medida cautelar de prohibición de acercarse a la víctima.

    Foto: Colegio de Profesores

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...