• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    El Colegio Médico advirtió una “responsabilidad histórica” de las autoridades por los altos niveles de contaminación industrial que afectan actualmente a la Región de Antofagasta.

    En declaraciones a radio Cooperativa, el secretario regional y presidente del Departamento de Medioambiente del gremio en la zona, Hugo Benítez, afirmó que las autoridades “han hecho la vista gorda, han dejado que las empresas hagan y deshagan, es catastrófico”.

    Benítez explicó que la situación de contaminación que se vive actualmente en la región “se arrastra desde 1998, pero el tema empezó mucho antes. Somos una ciudad que ha sufrido la contaminación, primero, entre los años 56 y 70 por arsénico en el agua; nadie se dio cuenta hasta los años 70, cuando recién tomaron la decisión de poner una planta de abatimiento de agua”, detalló el profesional.

    “Esa experiencia debería servir para que las autoridades pongan los puntos sobre las íes, porque realmente la contaminación provoca daños graves”, agregó Benítez, quien, como prueba de ello, recordó que la región tiene “las tasas más altas de (muertes por) cáncer del país, y también a nivel mundial, provocadas por la contaminación”.

    “Hoy la gente se está muriendo por cáncer de pulmón y de vejiga”, dijo el facultativo, detallando que “en Chile mueren por cáncer 160 personas por cada 100 mil habitantes, en el mundo se mueren 242 y en Antofagasta, 246”.

    Ante esas cifras, el representante del Colegio Médico acusó un “abandono sanitario tremendo”, puesto que, por ejemplo, no hay tecnología suficiente ni la cantidad necesaria de profesionales para afrontar la situación de cáncer: “Tenemos una baja cantidad de oncólogos, necesitamos 18 y tenemos cuatro, necesitamos 10 u 11 radioterapeutas y tenemos tres; eso no va orientado a la solución ni a la pesquisa precoz” de la enfermedad, que es “la única medida que la puede paliar, en parte. Para poder pesquisar pequeñas lesiones y tratarlas en un tiempo que les permita tener una sobrevida del 50 por ciento”, enfatiza Benítez.

    En este contexto, esta semana, el Tribunal Ambiental de Antofagasta acogió un reclamo del Colegio Médico contra Antofagasta Terminal Internacional (ATI) del Grupo Luksic, por considerar inconstitucional las resoluciones de calificación ambiental que autorizaron el trasporte, acopio y embarque de concentrados de Minera Sierra Gorda en el puerto.

    La misma compañía anunció un nuevo sistema de transporte mediante trasvasije de concentrado, con polvo de concentrado con metales pesados, que será llevado en camiones desde la minera y luego depositado directamente en las bodegas de las naves en el puerto antofagastino.

    Pese a ello, no obstante, “la contaminación no para”, aseguró Benítez: “Vemos que la contaminación, en vez de ser de 200, 400 ó 500, es de 1.500 mg en arsénico, y si vamos a los demás productos, está todo aumentado. Esto sería inaceptable en el centro de Santiago”, concluyó el médico.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...