Este lunes, la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de ley de identidad de género, con lo que la iniciativa quedó lista para ser votada en la Sala el próximo martes 23 de enero.

El proyecto despachado permite, entre otros aspectos, que los mayores de 18 años puedan cambiar su nombre y sexo legal con un trámite administrativo en el Registro Civil, sin requisitos de por medio y sin la exigencia de ningún certificado médico.

Asimismo, posibilita que los menores de 18 años soliciten su cambio de nombre y sexo en los tribunales de familia, trámite que realizarán siempre con el consentimiento de sus padres o de quien los tenga legalmente bajo su cuidado.

Al respecto, la vocera de Gobierno, Paula Narváez, señaló que se avanza en una importante legislación, “que reconoce un derecho de todas las personas sin exclusión”.

“Este es un proyecto de ley que ha tenido una larga tramitación en el Congreso, de cuatro años, que ha tenido avances importantes en la comisión, así que nuevamente valoramos a todos los parlamentarios que han concurrido con su voto favorable a esta iniciativa”, dijo la secretaria de Estado, citada por radio Cooperativa.

En tanto, en el Movilh celebraron el despacho del proyecto: “Hemos dado un nuevo paso hacia la dignidad de personas trans, el sector más vulnerable y desprotegido de la diversidad sexual y de género”, señalaron.

Por su parte, Rolando Jiménez, opinó que este sector “desde siempre ha padecido brutales atropellos y obstáculos para el acceso a la salud, la educación y el trabajo sólo porque el nombre y sexo asignado al nacer no se corresponde con su identidad. Esperamos que el 23 de enero la Cámara de Diputados esté a la altura de las circunstancias”, expresó el dirigente a la misma emisora.

Loading...
No Hay Más Artículos