• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    En un resultado que golpeó a Latinoamérica, el ultraderechista Jair Bolsonaro obtuvo el 46% de los votos en las elecciones presidenciales en Brasil, dejando muy atrás a Fernando Haddad, el candidato del Partido de los Trabajadores y del ex presidente Luiz Inácio “Lula” da Silva, quien obtuvo poco menos del 29%.

    Pese a su discurso fascista, que sintetiza posturas racistas, machistas y homofóbicas, Bolsonaro se perfila como el probable próximo presidente del gigante sudamericano, de cara a la segunda vuelta presidencial programada para el 28 de octubre.

    Las altas chances de triunfo que tiene el ex capitán de Ejército y adorador de la dictadura que gobernó Brasil entre 1964 y 1985, le han generado simpatías incluso en Chile. Personajes vinculados a la política nacional valoraron el resultado electoral de Bolsonaro, algunos de los cuales ocupan un escaño en el Congreso Nacional.

    Uno de ellos fue el senador Manuel José Ossandón (RN), quien celebró en su cuenta de Twitter el resultado de la primera vuelta presidencial brasileña. En ese espacio, señaló que “el candidato por la seguridad y los valores Jair Bolsonaro arrasó y la ex presidenta e ícono de la corrupción Dilma Rousseff no fue electa senadora. Los brasileños se cansaron, despertaron y hoy salieron en masa a decir no más izquierda”.

    Otra voz del parlamento también se pronunció a favor del ultraderechista. Durante la noche del domingo 8 de octubre, la diputada Camila Flores (RN) se preguntaba: ¿Qué pasa que los medios aún no señalan la contundencia del triunfo de la derecha y Bolsonaro en Brasil?

    Por supuesto, no podía quedar fuera de la fiebre electoral el paladín del neofascismo chileno, José Antonio Kast, quien publicó en Twitter: “El triunfo de Jair Bolsonaro es una señal categórica de rechazo a la izquierda fracasada de Latinoamérica. Las personas quieren más libertad, más oportunidades y más sentido común”.

    Como si fuera poco, la guinda de la torta la puso Pedro Kunstmann, vocero del Movimiento Social Patriota, agrupación que ha tenido mediáticas intervenciones para difundir su discurso de odio contra mujeres, inmigrantes y personas LGTBIQ.

    “Impresionante como los medios no dudan en atacar al candidato Bolsonaro. Al final estos medios de masas, no son más que voceros del globalismo. La revuelta contra la decadencia la ha hecho internet y un puñado de hombres dispuestos a tomar las calles”, escribió en su cuenta de Twitter.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...