• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Que exista periodismo independiente también depende de ti. Una sociedad plural y democrática necesita de diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.

    La Corte de Apelaciones de Santiago admitió un recurso de protección presentado por el ex director del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), Branislav Marelic, quien manifestó en el escrito que su remoción fue “ilegal”, por lo que busca “recuperar su cargo”.

    Según consigna radio Cooperativa, la acción está dirigida contra el organismo, representando por su actual directora, María Consuelo Contreras, y contra varios consejeros del INDH que votaron a favor de la destitución de Marelic.

    Para el ex director del INDH, dicha votación fue “ilegal” porque el Consejo no tiene las facultades para removerlo. Incluso, “no teniendo tales facultades, no hubo fundamentos ni razones objetivas que justificasen mi destitución, como es necesario ante todo acto administrativo”.

    Para Marelic, su salida se vio motivada debido a distintas medidas administrativas que tomó el año pasado, entre las que destacan la reorganización de la sede nacional por la apertura de nuevas oficinas en regiones, la nivelación de remuneraciones entre los funcionarios, y la decisión de desalojar una de las sedes del INDH en regiones, tomada por víctimas de presión política y tortura.

    Recordemos que en su momento, la nueva directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos, Consuelo Contreras Largo, restó gravedad y “dramatismo” a la salida de Marelic, indicando que su destitución “no fue intempestiva”, pues se venía fraguando “hace varios meses” a raíz de una mala evaluación de la labor del ahora ex director, a quien incluso “se le había solicitado la renuncia”, algo a lo que no accedió.

    “El órgano superior de dirección del INDH no el director, es el Consejo –así lo establece la ley-, y la mayoría de los consejeros no teníamos una buena evaluación de la gestión administrativa del director. Además, desde hace un tiempo -bastante tiempo, en realidad- notábamos un cierto desconocimiento del director de la autoridad del Consejo”, dijo Contreras, asegurando que Marelic en más de una oportunidad “realizó acciones (…) sin informar y sin la aprobación del Consejo”.

    Loading...