• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Prisión preventiva para el ex canciller del Arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz Toledo, acusado de cometer los delitos de abuso sexual, abuso sexual impropio y estupro reiterado en contra de menores de edad. Fiscalía y la PDI allanan las oficinas de los obispados de Temuco y Villarrica. Panfletos anónimos acusan a estudiantes del Sagrados Corazones de difundir pornografía infantil. En Concepción se destapa una denuncia por abuso sexual contra el presbítero Hernán Enríquez.

    Los cuatro episodios mencionados en el párrafo anterior ocurrieron en apenas una semana. La crisis de la Iglesia Católica chilena es evidente y, según piensa el sacerdote jesuita Felipe Berríos, responde a un “abuso anterior, que es el abuso al Evangelio”.

    “Se usó el Evangelio para otra cosa, se eliminaron las comunidades de base, se castró de fondo la Teología de la Liberación, se cambió el eje de preocupación de la Iglesia Católica y estos son signos de todo eso que se hizo en un momento y que no se debiera haber hecho”, afirmó en conversación con radio ADN.

    Para Berríos, “una cosa que repugna” es que los abusos sean cometidos en contra de niños. Además se mostró partidario de iniciar acciones concretas, más que hablar de perdón. “No creo en tanto perdón. Mientras no nos saquemos el cuello romano, y algunos las colleras, y no volvamos a ser curas sencillos al servicio de la gente, yo creo que no nos van a creer el perdón”, señaló el referente católico.

    El sacerdote radicado en el campamento La Chimba de Antofagasta cree que la Iglesia debe asumir medidas que convoquen a la comunidad laica. “Tal vez este es el momento en que los laicos tengan un papel preponderante y que nos quiten todos esos títulos de padre, monseñor, y que los curas estemos al servicio de la gente. Que los laicos nos digan qué tipo de sacerdote quieren”, enfatizó.

    Además, postuló que el actual escenario “es un momento para que las mujeres tengan un rol preponderante en la jerarquía de la Iglesia. Aquí hay que hacer un cambio más profundo”.

    Juan Barros

    Eso sí, relevó como contrapunto en el destape de las cloacas eclesiales, la visita del arzobispo de Malta, Charles Scicluna para investigar el papel del ex obispo de Osorno, Juan Barros, en los casos de abuso cometidos por el ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima.

    “Si Barros no se hubiera puesto obtuso y prepotente cuando vino el Papa, no hubiera aparecido en todas las cosas y no hubiera provocado la reacción de la gente y todo lo que vino después, como la visita de Scicluna, si no hubiera pasado eso, habría seguido todo aparentemente normal con toda esta podredumbre adentro”, sentenció el cura Berríos.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...