• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Vía Radio Universidad de Chile / Desde que Nicolás Maduro asumió la presidencia de Venezuela, la relación entre Chile y el país caribeño se ha tensionado progresivamente. Prueba de ello es la participación de nuestro país en el llamado Grupo de Lima, entre otros varios episodios. Sin embargo, el punto más delicado de la relación llegó este domingo, cuando el ministro de comunicación venezolano, Jorge Rodríguez, pidió al gobierno de Sebastián Piñera aclarar la supuesta participación de diplomáticos chilenos en el fallido atentado contra Maduro el 4 de agosto pasado.

    Las reacciones chilenas no se hicieron esperar y, este lunes, la Cancillería entregó una nota de protesta al embajador de Venezuela en Chile, Arévalo Méndez. Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Ampuero, calificó la acusación del gobierno venezolano como una “irresponsabilidad extrema”.

    Sobre este tema, en conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el presidente de la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara y diputado de Revolución Democrática, Pablo Vidal, tildó de “extremadamente grave” la acusación de Venezuela, tomando en cuenta, además, que los funcionarios que se desempeñan en la Embajada de Chile en Caracas no están allí por afinidades políticas con el ejecutivo chileno, sino porque son diplomáticos de carrera y, por tanto, el derecho a la duda toma mayor fuerza.

    “Hoy esa Embajada tiene una representación diplomática que es principalmente funcionarios de carrera. Son personas que han tenido otras asignaciones en otros países, personas que hoy están representando a Chile ahí, son profesionales que han estudiado para ser diplomáticos, por lo tanto no estamos hablando de una representación política. Me parece que la acusación que hace el ministro (Jorge) Rodríguez de Venezuela es extremadamente grave”, dijo el parlamentario.

    Vidal también criticó el actuar del Ejecutivo de Venezuela en el sentido de que semejante denuncia no debe realizarse a través de los medios de comunicación como se hizo, sino a través de los respectivos ministerios implicados.

    “Me preocupa, porque creo que no son los canales formales. Si efectivamente existe la sospecha de que algo tan grave como lo que ellos acusan ocurrió, este se debió haber comunicado inmediatamente a través de las cancillerías y se debe investigar. Por lo tanto lo que yo espero es que la cancillería chilena y venezolana se contacten, que esto se investigue, que se indague. De ser cierto me parece extremadamente grave y de no ser cierto me parece una irresponsabilidad haberlo hecho público de esta manera”.

    Por lo mismo, el legislador dijo que declaraciones “vox populi” como las sostenidas por el ministro Jorge Rodríguez generan polémica innecesaria y que no favorece a ninguno de los dos países.

    Consultado sobre el desempeño del gobierno chileno en materia internacional, Pablo Vidal dijo que el Ejecutivo ha tenido conductas erradas y que deben ser corregidas, como, por ejemplo, el hecho de condenar violaciones de derechos humanos en ciertos países y no en otros, como Estados Unidos, donde el presidente Piñera se reunirá con Donald Trump sin ningún tipo de miramientos.

    “No estoy de acuerdo con la decisión de no tener embajador en Venezuela, creo que se es muy enérgico a la hora de apuntar con el dedo las violaciones de derechos humanos en algunos países las cuales yo también condeno, pero creo que también se es complaciente cuando se trata de otros países como, por ejemplo, China o Estados Unidos”, afirmó Vidal.

    “Saber que el presidente Piñera se reunirá con Donald Trump a sabiendas que Trump quiere modificar el Tratado de las Flores para encarcelar niños mexicanos  -como ya lo hizo hace algunas semanas- me parece que también requiere de una denuncia fuerte por parte de nuestro país, de que es inaceptable esa violación de derechos humanos en Estados Unidos. No es grave solo cuando ocurre en algunos países, es grave cuando ocurre en cualquier país”, añadió el legislador del Frente Amplio.

    Recordemos que Pablo Vidal llegó a la presidencia de la Comisión de Relaciones Exteriores luego de la bullada renuncia de Vlado Mirosevic a raíz de sus críticas a los gobiernos de Venezuela y Nicaragua. Aquel episodio se sumó a los ya numerosos desencuentros que el Frente Amplio ha debido enfrentar desde su creación.

    En ese sentido, Vidal dijo que la coalición de oposición es nueva y, por lo tanto, está en formación. Así, tener distintas visiones en determinados temas es parte de un proceso natural, aunque recalcó que son las coincidencias las que se imponen a las diferencias.

    “Yo creo que el Frente Amplio ha sido, quizás, excesivamente transparente en comunicarle a Chile nuestras diferencias y, a lo mejor, hemos sido poco audaces en demostrar la gran unidad que tenemos a la hora de actuar sobre las materias que ocurren en Chile. Somos una coalición que es nueva, que se está formando y que, claro, hemos generado polémica por algunas de nuestras diferencias, pero nuestro actuar como bloque ha sido muy consistente”, afirmó.

    En ese sentido, para demostrar la unidad del bloque, el parlamentario aludió a un estudio realizado por la Universidad de Concepción y que demostró que el Frente Amplio es el conglomerado más homogéneo a la hora de votar, imponiéndose a Chile Vamos y a la ex Nueva Mayoría.

    Publicado por Radio Universidad de Chile

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...