• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, la abogada Carmen Hertz (PC). anunció que va a proponer a sus colegas una citación al nuevo ministro de Cultura del gobierno de Piñera, Mauricio Rojas, por sus dichos en contra del Museo de la Memoria.

    Pese a que el secretario de Estado ya respondió que las declaraciones -consignadas en un libro publicado hace 3 años junto al actual canciller Roberto Ampuero-, “no reflejan su posición actual” sobre esta entidad, la diputada Hertz enfatizó que “tiene que explicar sus dichos aberrantes sobre el museo, y que reflejan negacionismo. Alguien así no puede ocupar un cargo público, menos aún ser ministro”.

    Asimismo, según consigna el diario La Tercera, el parlamentario del Frente Amplio, Miguel Crispi (RD), también integrante de la comisión, concuerda con que es necesario citar a Rojas para que de cuenta si su posición afectaría el financiamiento del museo, pues éste depende directamente de su cartera.

    “Sería interesante conocer cuándo cambió de opinión, porque en 2015 decía una cosa y asegura que ya no piensa lo mismo”, declaró Crispi.

    En tanto, los diputados de oposición que integran la Comisión de Educación del Senado, también pedirán a Rojas que acuda a la instancia para “ofrecer disculpas”. Y desde la Comisión de Cultura, su presidente, Marcelo Díaz (PS), fue más allá e indicó que el actual ministro debe “dar un paso al costado”.

    La polémica partió tras la publicación de un perfil en el diario La Tercera, donde se destacó una conversación que tuvo el ministro con el canciller Roberto Ampuero, publicada en el libro de Diálogos de Conversos (2015).

    En esa oportunidad, Rojas dijo que el Museo de la Memoria es “un montaje cuyo propósito es impactar al espectador, dejarlo atónito, impedirle razonar. Es una manipulación de la historia”. Un año después reafirmó sus dichos en CNN y acusó que el recinto histórico buscaba “contar una versión falsa de la historia de Chile (…) es algo para que la gente no piense, para atontarte”.

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...