• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Una sociedad plural y democrática necesita diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.
    Que exista periodismo independiente también depende de ti.

    Durante la XXXIII Feria Internacional del Libro de La Serena, escritoras de la IV Región denunciaron “discriminación” y “violencia de género” de parte de la filial Gabriela Mistral de la Sociedad de Escritores de Chile (SECh Coquimbo).

    Este año la feria llevaba por eslogan Literatura es mujer. Ni una palabra menos. En una carta pública -que sumó a escritoras y escritores de todo el país, entre los que se cuentan Elba Elena Jiménez, Óscar Elgueta, Nury Larco, Bartolomé Ponce, Javier del Cerro y Ana Leyton-, denunciaron “machismo, discriminación y violencia de género por parte de la directiva de la filial de la SECh”, encabezada por Edmanuel Ferreira -presidente- y Luis Aguilera -concejal del PC y ex presidente de la filial y director nacional de SECh-.

    Quien encabeza la denuncia es la poeta Marcela Reyes Harris, directora de Editorial Albricias.

     

    El periodista y escritor Alejandro Lavquén explica que las denuncias por discriminación están relacionadas con la participación de mujeres escritoras en instancias literarias como el Carnaval del Libro de Coquimbo y las ferias del libro de Ovalle y La Serena. Junto con ello, acusa un “manejo reservado de las invitaciones a eventos internacionales, por ejemplo, las ferias del libro de La Habana, El Salvador, Buenos Aires”.

    Marcela Reyes

    Respecto de esto último, Marcela Reyes, en entrevista concedida a Lavquén, plantea: “Si observamos quienes han reiteradamente figurado, en la mayoría de los eventos literarios fuera y dentro de Chile, asociados a la gestión SECh, es innegable que sí ha habido un abuso. Es más, durante años Luis Aguilera ha pedido subvenciones a la Municipalidad para costear pasajes a Cuba en representación de la SECh para participar en la Feria del Libro de La Habana, y nunca se ha pedido apoyo para que otros escritores asistan”.

    Reyes agrega que -junto con no recibir una respuesta formal- se ha “personalizado” la denuncia en ella, porque -dice- se ha sugerido que es solo ella quien “está armando líos“. “Con esto, una vez más invisibilizan a mis compañeros y compañeras que firmamos la carta, y que estamos cansados del abuso. Del directorio de la SECh la única que nos apoya y ha estado preocupada todo el tiempo y ha exigido una respuesta es la poeta Carmen Berenguer”, señala Marcela.

     

    “Solicité a la SECh nacional una respuesta por las malas prácticas de la directiva de la filial, tímidamente sugirieron hacer otra. Me parece inaceptable. ¿Por qué hacer otra filial? Es muy grave porque finalmente ‘normalizamos’ las malas prácticas, el abuso de poder, el machismo y la invisibilización de los socios y socias. Es decir ‘que sigan las malas prácticas, déjenlos que sigan abusando’. La SECh tiene que hacerse cargo. No quiero pensar que son parte de los abusos y malas prácticas… Si la (Gabriela) Mistral hubiese sido parte de la SECh Coquimbo, sin duda la dejan abajo del avión”, concluye la poeta.

    El Ciudadano

    Suscríbete a nuestros boletines informativos y recibe diariamente la información más importante publicada en elciudadano.com

    * indicates required

    A qué ediciones te quieres suscribir?


    •  
    •  
    •  
    Loading...