• EC | Edición Mundo
  • El Ciudadano | Edición Chile
  • El Ciudadano | Edición Venezuela
  • Que exista periodismo independiente también depende de ti. Una sociedad plural y democrática necesita de diferentes miradas del mundo. Desde El Ciudadano diaria y oportunamente, nuestras letras están en favor de construir una mejor sociedad y un mundo más justo.

    Cristián Rodríguez, representante de ex presos políticos chilenos en Francia, dijo este domingo a radio Cooperativa que su grupo apoya una eventual concesión de asilo político al ex frentista Ricardo Palma Salamanca, debido a la evidente “falta de garantías” por parte de la justicia chilena.

    “Pensamos que la justicia chilena no da ninguna garantía de serenidad ni posibilidad incluso de resguardo físico de este compañero que ha llegado a Francia, por lo que debería otorgársele el asilo político”, dijo Rodríguez, entrevistado por la emisora.

    “Eso es lo que nosotros vamos a acompañar con mucha fuerza y energía como lo hemos hecho durante muchos con todas las personas que sufrimos las persecuciones políticas de esos años de dictadura”, agregó el ex preso político, quien aprovechó de explicar que la libertad del frentista no es un caso excepcional en la justicia francesa.

    “Es una justicia muy serena y que toda persona tiene derecho a su libertad fundamental en términos que se cumplan tres condiciones, las que reúne Ricardo Palma: no representa ningún peligro público para los ciudadanos franceses, no planea escaparse del país, ni va a subordinar ni a amenazar a testigos claves (…) Ese caso no es una excepción, es parte de la tradición de la justicia”, concluyó.

    Otro punto clave tocado por Cristián Rodríguez en la entrevista con Cooperativa trata acerca del “enojo” de autoridades y políticos chilenos con la libertad de Salamanca. En ese sentido, el vocero de los ex presos políticos recordó que el gobierno chileno se negó a entregar a 15 personas acusadas por el asesinato de cuatro franceses durante la dictadura.

    “No entendemos esta indignación del Gobierno chileno, del ministro de Relaciones Exteriores o de algunas personas trasnochadamente pinochetistas de la época indignados porque quedó libre Ricardo Palma (…) 15 militares y civiles miembros de la policía política asesinaron a cuatro franceses y no se respondió por la demanda de extradición. Fueron condenados a penas de 15 años a cadena perpetua por no presentarse a los juicios. Por lo tanto, es bueno recordar que en mayoría de derechos humanos, la justicia no puede tener dos velocidad diferentes”, concluyó Rodríguez.

    Loading...